Reunión con la consejera de Salud

FACUA Andalucía pide más presupuesto para defender a los consumidores y multas más duras contra el fraude

Olga Ruiz se ha reunido con la consejera andaluza de Salud y le ha planteado los aspectos que la federación considera prioritarios en relación con las políticas de protección de los consumidores.

FACUA Andalucía pide más presupuesto para defender a los consumidores y multas más duras contra el fraude
De izquierda a derecha: Josefa Ruiz, secretaria general de Salud Pública y Consumo, Marina Álvarez, consejera de Salud, Jordi Castilla, directivo de FACUA Andalucía, y Olga Ruiz, presidenta de la federación.

La presidenta de FACUA Andalucía, Olga Ruiz, se ha reunido este lunes con la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, a la que le ha planteado los aspectos que la federación de consumidores considera prioritarios en relación con las políticas de protección de los consumidores.

En este sentido, la presidenta de FACUA Andalucía ha expuesto a la consejera cómo la crisis económica de los últimos años ha afectado de manera significativa y grave a las economías domésticas y "ha favorecido un aumento de los abusos y fraudes al consumidor". Así, ha destacado los "fraudes masivos en bienes y servicios esenciales, como los que prestan la banca y las compañías energéticas".

La situación que se ha vivido en los últimos años ha generado grandes desequilibrios y desigualdades, que las políticas de protección de los consumidores deberían corregir, "poniendo freno a esta situación de abusos y desprotección". Olga Ruiz ha insistido, a este respecto, en que estas políticas no deben ser "un parcheo" y que la administración debe "asumir el compromiso con la ciudadanía de intervenir en el mercado apoyando a los más débiles".

FACUA Andalucía le ha planteado a la Consejería de Salud la necesidad de aumentar el presupuesto destinado a la protección de los consumidores. Por ejemplo, las destinadas a mejorar la inspección y el control del mercado, a la tramitación de las reclamaciones, a potenciar los procedimientos de resolución alternativa de litigios o a mejorar la coordinación admininstrativa.

Asimismo, la federación plantea la necesidad de reforzar el régimen sancionador, de tal modo que las sanciones cumplan de manera efectiva su papel disuasorio y sean proporcionales al daño causado. Los beneficios obtenidos por las empresas mediante el abuso no pueden ser superiores a las sanciones impuestas por la administración. FACUA Andalucía propone que, junto al incremento de las sanciones, la Junta difunda las multas que imponga a las empresas en materia de consumo y que establezca limitaciones a la hora de contratar con empresas sancionadas.

Por otro lado, FACUA Andalucía considera que es urgente acometer el desarrollo normativo de determinadas leyes que afectan a los consumidores y que desde la administración pública se apoye e impulse un movimiento consumerista fuerte y serio, exigiendo a las asociaciones el cumplimiento de los requisitos para ser declaradas como tales y que les permitan obtener ayudas, así como impulsar la participación ciudadana y de las asociaciones de consumidores en los distintos ámbitos que les afectan.

A este respecto, Olga Ruiz se ha referido al ámbito de la sanidad, y ha recordado que "lamentablemente, el convenio que firmamos con el SAS en 2002 sigue inactivo, pese a nuestros reiterados esfuerzos por impulsarlo, y seguimos sin contar con un Consejo Andaluz de Salud y otros espacios de participación, debate y seguimiento de las políticas públicas en materia de salud".

Ya somos 203.992