El alcalde critica el uso excesivo e ilícito

FACUA Sevilla pide a Espadas que no señale a hogares del programa social por derrochar agua

La asociación recuerda a Emasesa que el cálculo de la tarifa por habitante, y por tanto de los recibos, se basa en los datos del padrón, por lo que debe asegurarse de que estén debidamente actualizados.

FACUA Sevilla pide a Espadas que no señale a hogares del programa social por derrochar agua

FACUA Sevilla reclama al alcalde de la capital, Juan Espadas, que no focalice en hogares del programa de emergencia social el derroche excesivo de agua, y haga extensiva la campaña de concienciación por el ahorro en el consumo a todos los usuarios.

Tras detectar un aumento de los casos en los que el gasto de agua se dispara en domicilios acogidos a este programa, que garantiza el suministro de agua a familias en situación de emergencia social, la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) ha anunciado que enviará a los infractores una factura informativa. "No vamos a permitir que haya usuarios haciendo un uso ilícito o derrochando agua. Les llamaremos, y si no reconducen su conducta, les cortaremos el suministro", ha advertido Espadas.

Sin embargo, FACUA Sevilla no comparte la decisión del alcalde y Emasesa de señalar por derrochadores únicamente a hogares incluidos en el programa de emergencia social. Además, puede darse el caso de que la empresa esté imputando a determinados hogares excesos que no son reales.

Emasesa aplica la denominada tarifa por habitante, con la que calcula los recibos en base al número de personas que viven en cada hogar. Por ello, FACUA Sevilla subraya la necesidad de que el censo de habitantes que residen en los domicilios cubiertos por el programa emergencia social esté correctamente actualizado, al tratarse de un requisito indispensable para el correcto cálculo de los consumos y los hipotéticos usos excesivos o ilícitos del agua. Si el padrón no está actualizado, el recibo aplica un cálculo distorsionado. Y con ello, casos de consumos excesivos que no son tales.

La propia Emasesa ha indicado expresamente las zonas de la capital andaluza donde se han detectado esos presuntos excesos de consumo. En este sentido, FACUA Sevilla incide en que se trata de barrios cuyas características sociales y poblacionales hacen dudar a la asociación de que sus datos de empadronamiento estén correctamente actualizados.

FACUA Sevilla considera que el pago del suministro no legitima el abuso del consumo, pero entiende que toda acción destinada a mentalizar a la población debe ser global. Una campaña efectivamente necesaria y beneficiosa según entiende la asociación, y más ahora en época de escasas precipitaciones, pero que no debe estigmatizar a unos determinados usuarios.

Según los datos que maneja Emasesa, del total de los 26.721 recibos atendidos por emergencia social desde 2015 hasta este mes de septiembre de 2017, 6.412 (alrededor del 24%) reflejaban consumos por encima de los 131 litros por habitante y día. El límite del consumo eficiente está marcado en los 100 litros.

Ya somos 204.957