Los centros son propiedad de la productora Happy Ending TV

Tras la denuncia de FACUA, las clínicas de los ex directivos de Canal Sur dejan de llamarse La Báscula

La asociación denunció que los dueños de las clínicas, que ahora se llaman Obeclinic, realizaban un aprovechamiento ilegítimo del nombre para obtener beneficios con actividades ajenas al concurso.

Tras la denuncia de FACUA, las clínicas de los ex directivos de Canal Sur dejan de llamarse La Báscula
La página web de las clínicas, antes (en pequeño) y después del cambio del nombre.

Los propietarios de las clínicas de adelgazamiento La Báscula, vinculados al programa de televisión del mismo nombre, han cambiado finalmente el nombre de la empresa, tras la denuncia de FACUA Andalucía por el aprovechamiento de una marca de Canal Sur Televisión. El uso del nombre La Báscula no contaba con la correspondiente autorización, pero tampoco la empresa pública había planteado ningún tipo de acciones legales para impedir que se utilizara por parte de las clínicas.

La sociedad propietaria de las clínicas de adelgazamiento ahora se llama Obeclinic SL. El cambio de denominación se ha publicado hace pocos días en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Su administradora única sigue siendo, no obstante, la productora Happy Ending TV, vinculada a los ex directivos de la cadena pública Francisco Romacho, José Miguel Fernández Cuadrado y José Leopoldo Flores Caballero, sus administradores mancomunados, y propietaria del formato del concurso televisivo La Báscula.

Además del nombre, la empresa ha cambiado su logotipo (el anterior recordaba al del programa de televisión) y sus colores corporativos, y ha intentado hacer desaparecer casi cualquier huella de los antiguos Centros Integrales La Báscula de internet.

FACUA Andalucía denunció a finales de junio estos hechos ante los portavoces de los diferentes grupos políticos del Parlamento andaluz, y tanto Podemos como el PP solicitaron la comparecencia del director de Canal Sur, Joaquín Durán, para que diera explicaciones sobre el uso ilegítimo que las clínicas estaban hacían del nombre del reality de la cadena pública andaluza. El subdirector general de la RTVA y director de Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión reconoció que Happy Ending había estado aprovechándose de una marca de la televisión pública, como es el concurso La Báscula, en beneficio de una actividad que nada tiene que ver con el programa.

La federación de consumidores consideraba que la utilización de una marca propia de la televisión pública como reclamo para negocios del ámbito privado que nada tienen que ver con aquélla es una cuestión grave que requería una explicación por parte del Gobierno autónómico. Y especialmente, si esos negocios pertenecen al ámbito de la sanidad privada, que la Junta de Andalucía, de la que depende el sistema sanitario público, y Canal Sur, como empresa de carácter autonómico, no deberían en ningún caso promocionar.

Los centros Obeclinic, hasta hace pocas semanas denominados Centros Integrales La Báscula, son unas clínicas de adelgazamiento ubicadas en las instalaciones de los Hospitales Nisa en las provincias de Sevilla, Huelva y Córdoba.Tanto el presentador del concurso, Enrique Sánchez, como varios de los asesores que participan en el reality eran a la vez colaboradores y ganchos publicitarios de las clínicas. La dirección de la televisión pública no impidió que utilizaran el nombre del programa, a pesar de que la marca La Báscula aparece registrada en la Oficina Española de Patentes y Marcas a nombre de Canal Sur Televisión SA.

La sociedad Centros de Tratamiento La Báscula SL -ahora Obeclinic- registró a su nombre en 2015 la marca "Centro Integral La Báscula", que contiene la marca de Canal Sur, registrada unos meses antes. La empresa se constituyó en 2014, tras el éxito del programa, en el que varias personas obesas compiten por ver quién pierde más peso, siguiendo un método de adelgazamiento saludable, basado en ejercicio físico y una dieta controlada por médicos y nutricionistas. El reality, que se emite los domingos por la noche, lleva ya seis temporadas en antena.

El Código de Conducta Comercial de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) establece claramente que "cualquier utilización de las marcas de la RTVA por terceros en actividades comerciales debe haber sido adecuada y formalmente cedida por la RTVA en acuerdos legales vinculantes que cumplan la normativa legal al respecto". Y esa autorización no existía.

Ya somos 204.059