Bio

¿Tu dieta contribuye al cambio climático?

El consumo de más carne de la debida también alimenta al calentamiento global. El 18% de los gases de efecto invernadero proceden de la industria cárnica, que emite más metano que el petróleo o el gas.

Por Ricardo Gamaza

España es el segundo país del mundo que más carne consume por habitante. Nos zampamos la friolera de 100 kilos de carne al año de media. El único país que nos supera es el reino de la hamburguesa, Estados Unidos, donde cada ciudadano engulle 120 kilos de carne al año. La media mundial es tres veces menos que lo que comen en el país de la hamburguesa: 40 kilos.

Ingerir a diario proteínas de origen animal tiene serias consecuencias sobre la salud, como alertan las autoridades médicas, pero no sólo eso: también se contribuye con este consumo desproporcionado de carne al cambio climático. Un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) ya alertaba en un informe datado en 2013 que el 14,5% de las emisiones de gases del efecto invernadero tienen su origen en la ganadería.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 51.014