El presidente no contesta a las peticiones de reunión de FACUA Sevilla

La Diputación de Sevilla 'olvida' una partida presupuestaria de 54.000 euros para defensa del consumidor

Las irregularidades en los presupuestos de Consumo se producen por tercer año consecutivo, sin que la corporación provincial haya desvelado a dónde va a parar el dinero.

La Diputación de Sevilla 'olvida' una partida presupuestaria de 54.000 euros para defensa del consumidor
La diputada responsable de Consumo, Rocío Sutil Domínguez, y el presidente de la Diputación, Rafael Rodríguez Villalobos.

FACUA Sevilla denuncia que el Área de Cultura y Ciudadanía de la Diputación ha olvidado por segundo año una partida presupuestaria de 54.000 euros incluida en sus presupuestos para impulsar acciones en defensa de los consumidores en la provincia.

La asociación critica que la diputada del Área de Cultura y Ciudadanía, la concejala socialista de Mairena del Alcor Rocío Sutil Domínguez, tiene paralizadas las actividades dedicadas a la protección de los consumidores -sólo está en funcionamiento la Junta Arbitral-, eludiendo sus competencias y saltándose los presupuestos de 2017, al igual que ocurrió en el pasado ejercicio.

Las irregularidades en la partida de Consumo se producen por tercer año consecutivo, sin que la Diputación haya desvelado a dónde va a parar el dinero. Si en 2017 y 2016 las partidas presupuestarias no fueron destinadas a los fines aprobados, la correspondiente a 2015 fue distribuida de forma absolutamente arbitraria, incumpliéndose las propias bases legales establecidas por la Diputación.

Las actuaciones de información y asesoramiento a los usuarios sobre sus derechos en distintos ayuntamientos de la provincia se llevaban a cabo tradicionalmente a través de conciertos de la Diputación con las asociaciones de consumidores. Era ésta la única actividad desarrollada por la corporación provincial en materia de protección a los consumidores, junto al mantenimiento de la Junta Arbitral de Consumo.

FACUA Sevilla rehusó aceptar la cantidad otorgada hace dos años por la corporación ya que ello implicaba, entre otras cosas, falsear las características del programa de actividades solicitado. No hicieron lo mismo las organizaciones UCA-Cauce e Hispalis, que tienen ahora que devolver todo el dinero que recibieron. Y es que FACUA Sevilla llevó el caso a los tribunales, tras lo que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 9 de Sevilla (ver sentencia) condenó en costas a la Diputación y anuló la resolución por la que había repartido ilícitamente esas subvenciones.

El dinero público que fue otorgado irregularmente en octubre de 2015 tenía por objeto la puesta en marcha de puntos de información al consumidor en cerca de una treintena de localidades durante ese año y el siguiente. La misma partida presupuestaria ha seguido aprobándose en los presupuestos de 2016 y 2017, sin que la Diputación haya publicado siquiera las convocatorias de subvenciones para el desarrollo de estas actividades.

FACUA Sevilla ha solicitado ya en dos ocasiones, sin obtener respuesta, la celebración de una reunión con el presidente de la Diputación, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos. Y ello con el fin de tratar la paralización de las actividades en materia de protección de los consumidores y la ejecución, aún pendiente, de las dos condenas a la corporación por las irregularidades en sus subvenciones.

Ya somos 204.059