El jefe de Ausbanc lleva un año y medio en prisión

Luis Pineda comienza a tuitear durante 10 días su segunda condena por difamar al portavoz de FACUA

Dijo que había olvidado de nuevo su contraseña. La ha recordado después de que Rubén Sánchez anunciase que pediría multas de 600 euros al día y la imputación por desobediencia grave a la autoridad.

Luis Pineda comienza a tuitear durante 10 días su segunda condena por difamar al portavoz de FACUA

Luis Pineda ha comenzado a tuitear su segunda condena por difamar al portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, el periodista Rubén Sánchez. Tanto las sentencias como su ejecución son pioneras a nivel mundial en el ámbito del derecho al honor. Nunca antes se había dictaminado la publicación a diario de un fallo judicial en redes sociales ni tampoco se había obligado a un preso a usarlas para cumplirlo.

Si la primera condena fue publicada durante 30 días consecutivos -entre el 31 de mayo y el 29 de junio pasado- en una sala con conexión de internet habilitada por la institución penitenciaria, en esta ocasión el jefe de Ausbanc lo hará a lo largo de 10 días -entre el 2 y el 11 de octubre-. En los dos casos, Pineda alegó al director de la prisión de Estremera que no podía cumplir las sentencias porque había olvidado la contraseña de su cuenta de Twitter. Y en ambos, ha acabado haciéndolo después de que el portavoz de FACUA anunciase que pediría multas de 600 euros al día y la imputación por desobediencia grave a la autoridad.

La sentencia que ahora cumple el jefe de Ausbanc fue dictada en diciembre de 2015 por el titular del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Sevilla, Francisco Berjano Arenado, con la estimación íntegra de las peticiones del demandante, y ratificada en noviembre de 2016 por la Audiencia Provincial. Pineda también tendrá que indemnizar al portavoz de FACUA con 146.000 euros, la suma de los 80.000 que les reclamó a él y a Ausbanc más los intereses y costas.

Durante más de cuatro años, Pineda lanzó desde su cuenta de Twitter, @LuisPineda_, alrededor de 700 mensajes dedicados a insultar y difamar a FACUA y su portavoz. También le dedicó varias portadas y una larga lista de montajes periodísticos con contenidos calumniosos en su publicación mensual Mercado de dinero . Incluso llegó a llenar las calles de varias ciudades con carteles en los que aparecía la cara de Sánchez junto al texto "se busca".

La primera sentencia, dictada en noviembre de 2014 por el Juzgado de Primera Instancia 22 de Sevilla y ratificada en octubre de 2016 por el Supremo, condenó al jefe de Ausbanc por 57 de los tuits con los que difamó a Sánchez. La segunda, por otros 40 tuits, además de por reportajes con contenidos insultantes y calumniosos publicados en 2013 y 2014 en tres números del citado periódico de Ausbanc. "Quienes hayan leído tales informaciones y opiniones no cabe duda que el único concepto que puedan sacar del actor [Rubén Sánchez] es la de que es un delincuente", señala el auto cuyo fallo está ahora publicando Pineda en su cuenta de Twitter.

El jefe de Ausbanc tiene que borrar todos los tuits por los que fue demandado -aún no ha eliminado ninguno de los de la primera condena-. Además, la segunda sentencia le obliga a publicar su fallo no sólo en Twitter, sino también en tres números consecutivos del periódico donde difamó al portavoz de FACUA. Dado que Mercado de dinero dejó de editarse poco después de la entrada en prisión de Pineda, el abogado de Sánchez, David Bravo, solicitará que el fallo judicial se publique en otros medios de similar difusión.

Embargados dos pisos y un fondo de valores

El Juzgado de Primera Instancia 11 de Sevilla también ha declarado embargados un fondo de valores con 111.600 euros en acciones y dos pisos en Madrid del presidente de Ausbanc para hacer frente al pago de las indemnizaciones que deberá asumir. La sentencia también condena a Ausbanc y a su director de Publicaciones, Luis Suárez Jordana, otro de los imputados en la causa por la que Pineda está en prisión y que suma a ésta otras dos condenas por estafa.

Los condenados confeccionaron una sucesión de montajes periodísticos para hacer creer que el portavoz de FACUA era autor de una larga lista de delitos con el fin de "lesionar la fama y dignidad del actor", según recoge la sentencia. En ella también se pone de manifiesto la falta de veracidad y las "vejaciones" en las que incurrieron al publicar reportajes y llenar las calles con carteles con la cara de Rubén Sánchez y el texto "se busca", utilizando "fotografías, fotomontajes, frases y titulares que tildaban directamente al demandante de mafioso, corrupto, matón y de fraude para los consumidores tanto él como su familia".

El fallo judicial también condenó a Pineda y Suárez Jordana por lanzar tuits donde calificaron al portavoz de FACUA de "fraude, perteneciente a una parte de la sociedad basura y corrupta, de vago, incompetente, sinvergüenza, rompepiernas, de fraude a los consumidores y, tácitamente, de no trabajar honestamente".

Al igual que Pineda, Suárez Jordana tiene que publicar el fallo 10 días en su cuenta personal de Twitter. Además, debe indemnizar al portavoz de FACUA con 27.355 euros por haber publicado tres tuits en los que le acusó de "fraude", "facturas falsas" y de tener un "clan"que "amenaza" y "rompe piernas". Con los intereses y las costas, la cantidad representa cerca del triple de los 10.000 euros que Sánchez le reclamó en la demanda. El auto dictado por el juzgado de Sevilla también decreta el embargo de un piso propiedad del director de Publicaciones de Ausbanc en Majadahonda, aunque se trata de un inmueble inmerso en un procedimiento de desahucio y que acumula ya otras nueve anotaciones de embargo.

Pineda permanece en prisión desde abril de 2016, acusado de haber utilizado tanto su falsa asociación de usuarios como el seudosindicato Manos Limpias para cometer una larga lista de delitos: estafa, extorsión, amenazas, fraude en las subvenciones, administración desleal y organización criminal. FACUA ejerce la acusación popular en la causa, que instruye el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

Ya somos 204.956