Motor y viajes

"Los gobiernos europeos comparten la culpa". Jack Ewing, autor de 'El escándalo de Volkswagen'

"Se destapó un serio problema de salud y se obligó a los fabricantes de automóviles a cambiar: El mercado está rechazando el diésel y obligando a los fabricantes a producir más híbridos o coches eléctricos".

Por Ángeles Castellano

El periodista Jack Ewing, corresponsal económico en Alemania del New York Times, disecciona en El Escándalo de Volkswagen (Ediciones Deusto) uno de los mayores fraudes de la historia. Durante años, la empresa ha estado instalando en sus automóviles diésel un software que burlaba los mecanismos de prueba de emisiones contaminantes. Hasta que la Agencia de Protección Ambiental estadounidense desveló el escándalo a finales de 2015. Así había sido, al menos, desde 2009, cuando los ingenieros de la empresa alemana comprendieron que el motor diésel que habían desarrollado con un alto coste para competir con los fabricantes japoneses no cumplía con los estándares de emisiones. La empresa podía haber admitido su fracaso o cometer un delito. El periodista norteamericano plantea la historia del fraude de Volkswagen como una muestra de cómo la presión empresarial para alcanzar objetivos a cualquier precio puede tener consecuencias catastróficas. En su libro critica la actitud complaciente de las autoridades europeas y la impunidad con que la empresa, participada por el propio Gobierno alemán, ha estado engañando a los consumidores y contaminando el planeta. FACUA ha hablado con él.

El libro dedica una parte importante a la historia de la compañía y su cultura corporativa. Tú sugieres que ésta es determinante y básica a la hora de entender cómo se origina el fraude. ¿Realmente crees que surge por la conexión con la Alemania nazi?

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 51.014