La norma iba a entrar en vigor el próximo 12 de octubre

El Gobierno da marcha atrás y sí permitirá a pilotos y controladores comunicarse en español

Ambos colectivos celebran la rectificación del Ministerio de Fomento tras "escuchar" su "criterio profesional".

El Gobierno da marcha atrás y sí permitirá a pilotos y controladores comunicarse en español

El Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) han celebrado el anuncio de Fomento de hacer uso de la excepción contenida en el reglamento europeo, como han hecho otros países, para evitar que el español quede desplazada totalmente por el inglés en sus comunicaciones en los aeropuertos con más de 50.000 movimientos internacionales al año.

En los últimos meses, los dos colectivos habían mostrado su preocupación ante la entrada en vigor el próximo 12 de octubre del Reglamento de Ejecución (UE) 2016/1185 que impediría el uso del español en las comunicaciones aeroterrestres de los siete aeropuertos españoles de mayor tráfico internacional.

Tanto pilotos como controladores consideran "muy positivo" que se haya valorado el criterio profesional tanto del Sepla como de USCA respecto a la redacción inicial del texto y esperan que, en el futuro, se sigan teniendo en cuenta las opiniones y el punto de vista de ambos colectivos.

Asimismo, han valorado la postura adoptada por los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Partido Popular y Partido Socialista, que han apoyado en todo momento los criterios profesionales de pilotos y controladores, llegando incluso el Grupo Parlamentario Cs a presentar en el Congreso de los Diputados una PNL.

El reglamento europeo permite a los estados miembros no aplicar el requisito de utilizar el inglés obligatoriamente comunicándolo a la Comisión Europea (CE) antes de que empiece a aplicarse el próximo 12 de octubre. El Reglamento avala así que los Estados con idiomas reconocidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) puedan mantener su uso en las situaciones que lo permitan.

Excepciones contempladas

Los dos sindicatos Sepla y USCA llevaban meses trabajando en común para conseguir que se hiciese uso de las excepciones contenidas en dicha normativa, como habían hecho otros países de nuestro entorno e incluso llegaron a convocar una rueda de prensa el mes pasado para explicar la situación.

Posteriormente, se reanudó el diálogo con el Ministerio de Fomento y se consiguió, pese a la reticencia inicial mostrada, que las autoridades aeronáuticas entendieran la postura defendida por pilotos y controladores, que permite a los profesionales utilizar el idioma que consideren más adecuado, según el escenario operacional.

La nueva norma surge de la transposición a la normativa española del Reglamento Europeo Standardised European Rules of the Air (SERA), que pretende homogeneizar los procedimientos de aviación en Europa. En cualquier caso, los Estados que comuniquen dicha diferencia deberán realizar un estudio, antes del 31 de diciembre, sobre la posibilidad de exigir el uso del inglés y presentarlo posteriormente a la Comisión y a la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

Ya somos 203.992