FACUA pide al Consejero y a todos los grupos parlamentarios que no cedan a las presiones de los empresarios y mantengan inalterada la Ley de Drogas

Recibe con alarma las inquietantes noticias de las que se desprende una intención de suavizar las restricciones publicitarias y al patrocinio fijadas en esta Ley, recientemente aprobada por el Parlamento Andaluz.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha dirigido una carta al Consejero de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía y a todos los grupos parlamentarios andaluces en la que les pide que no cedan ante las presiones de la industria del alcohol y el tabaco y no alteren ni el espíritu ni la letra de la recientemente aprobada Ley de Prevención y Asistencia en Materia de Drogas.

FACUA está recibiendo con alarma las inquietantes noticias de las que se desprende una intención de suavizar las restricciones publicitarias y al patrocinio fijadas en esta Ley, recientemente aprobada por el Parlamento Andaluz tras un profundo debate sobre su necesidad y consecuencias. Dicha Ley, en su redacción actual, ha sido tan alabada por los sectores sociales y ciudadanos como denostada en un principio por quienes tienen su interés y su beneficio económico en la producción y venta de las llamadas drogas institucionalizadas: alcohol y tabaco.

Para FACUA, ceder a las citadas presiones sería poner por encima los intereses económicos de la industria de los del conjunto de los consumidores andaluces. La redacción actual de la Ley responde a criterios de coherencia con las características de estos productos, cuya naturaleza adictiva y cuyas consecuencias finales son causa de enormes gastos no sólo sociales, sino también económicos.

La Federación advierte que resulta antinatural asociar la imagen del alcohol y el tabaco a la práctica deportiva cuando evitar el consumo de tales productos constituye una premisa básica para, precisamente, el mejor desarrollo de la actividad deportiva. Asimismo, para FACUA, resulta cínico admitir que los productores de estas sustancias reivindiquen el patrocinio de actividades educativas o dirigidas a menores, a los que tratamos de educar precisamente en la moderación y en pautas más saludables de vida así como en alejarlos de sustancias que generen adicción y puedan condicionar su desarrollo como personas.

FACUA entiende que resulta casi obsceno denostar la movida juvenil y las molestias que producen cuando unos jóvenes carentes de prespectivas sociales y de modelos de conducta asocian la imagen de sus ídolos, de los triunfadores que aparecen en la publicidad del alcohol y el tabaco, a estos productos y buscan en su emulación una forma de realización personal.

Dadas las características de la publicidad del alcohol y del tabaco, que ofrece a los jóvenes una vida llena de sexo, éxito y diversión, ocultando prácticamente por completo sus efectos perjudiciales, es necesario contrarrestar estos mensajes evitando el fomento del consumo de estos productos mediante el patrocinio de actividades deportivas, culturales y educativas, precisamente una de sus más efectivas vías de prenetración entre los consumidores jóvenes.

Resulta finalmente demagógico pretender que el producto autóctono es menos perjudicial que el foráneo cuando la graduación alcohólica de bebidas como el brandy (36º) es similar a la del whisky, la ginebra, el vodka o el ron y cuando actualmente el brandy está introduciéndose entre los jóvenes a través de una agresiva campaña publicitaria (esta campaña promociona su consumo en vaso largo y mezclado con bebidas refrescantes, que es precisamente como se beben el resto de alcoholes de alta graduación).

Por todo ello, FACUA ha pedido al Consejero de Asuntos sociales y a los grupos parlamentarios que se mantenga inalterado, no sólo el espíritu con el que se redactó la Ley, sino también su letra, de tal modo que el posterior Reglamento de Desarrollo sea tal y no un cauce para que los intereses económicos adulteren o desvirtúen unas pautas que merecieron el aplauso de quienes defienden los intereses sociales y ciudadanos.

Ya somos 191.233