Mediante una modificación presupuestaria en el primer trimestre

La Diputación de Sevilla suprime una partida de 54.000 euros destinada a la defensa de los consumidores

FACUA Sevilla ha denunciado irregularidades en la gestión de ese dinero, que en 2015 se repartió arbitrariamente, en 2016 no se usó para los fines previstos y en 2017 se elimina del presupuesto con nocturnidad.

La Diputación de Sevilla suprime una partida de 54.000 euros destinada a la defensa de los consumidores

FACUA Sevilla denuncia que el Área de Cultura y Ciudadanía de la Diputación Provincial modificó en el primer trimestre del año sus presupuestos para hacer desaparecer una partida de 54.000 euros prevista para impulsar acciones en defensa de los consumidores.

Esta modificación obedece únicamente, entiende FACUA Sevilla, a una preocupante falta de interés por parte de la corporación provincial en general y el Área de Cultura y Ciudadanía en particular, por los temas que afectan a los consumidores.

La Diputación modificó sus presupuestos sin darse siquiera una oportunidad para ejecutar la partida. Lo hizo menos de tres meses después de que entrara en vigor el presupuesto de 2017. Y después de un año entero, 2016, en el que la misma partida no se utilizó. Ni un solo euro. Esta modificación presupuestaria fue decidida por el gobierno de la corporación, sin que la oposición tuviera conocimiento de ella.

En el listado de situación del Presupuesto de gastos corrientes de la Diputación de Sevilla del periodo comprendido entre el 1 de enro de 2017 y el 31 de marzo, la partida 48000 (familias e instituciones sin ánimo de lucro) del subprograma 49300 (Oficinas de defensa del consumidor: juntas arbitrales de consumo), aparecía modificada: Los 54.000 euros que se habían consignado inicialmente eran ahora cero euros.

FACUA Sevilla ha venido denunciando continuas irregularidades en relación con esta partida presupuestaria desde 2015. Ese año, el dinero consignado fue distribuido de forma absolutamente arbitraria, incumpliéndose las propias bases legales establecidas por la Diputación, lo que le costó además ser condenada en los tribunales. Y en 2016 y 2017, la Diputación decidió no utilizar el dinero para los fines para los que fue presupuestado.

Hace pocos días, la asociación criticaba que la diputada de Cultura y Ciudadanía, la concejala socialista de Mairena del Alcor Rocío Sutil Domínguez, tenía paralizadas las actividades dedicadas a la protección de los consumidores -sólo está en funcionamiento la Junta Arbitral-, eludiendo sus competencias y saltándose los presupuestos de 2017, al igual que ocurrió en el pasado ejercicio.

Lo que desconocía FACUA Sevilla es que, ante la incapacidad de la Diputación para desarrollar lo presupuestado por ella misma, había optado por eliminar del presupuesto la partida, lo que supone un desprecio para los consumidores de la provincia.

FACUA Sevilla ha solicitado ya en dos ocasiones, sin obtener respuesta, la celebración de una reunión con el presidente de la Diputación, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos. Y ello con el fin de tratar la paralización de las actividades en materia de protección de los consumidores y la ejecución, aún pendiente, de las dos condenas a la corporación por las irregularidades en sus subvenciones.

Ya somos 204.723