Polémica en China por la publicidad machista de un 'producto milagro' para la potencia sexual

El supuesto medicamento Sheng Di Mei Li Jian se publicita como un remedio para tener éxito en los negocios con el sexo femenino.

Un anuncio de un supuesto fármaco contra la impotencia con "propiedades milagrosas" para que los ejecutivos puedan conquistar a sus secretarias y clientas tiene a los internautas chinos escandalizados, informó hoy la agencia Xinhua.

Los foros de la Red se han llenado esta semana de comentarios de usuarios que critican la "inmoralidad" del anuncio y de las televisiones que lo muestran, que ya han recibido alguna denuncia formal.

El supuesto medicamento Sheng Di Mei Li Jian (literalmente, "la atracción de la dureza del emperador sagrado"), se publicita como un remedio para tener éxito en los negocios con el sexo femenino, ya sean subalternas o clientas.

El anuncio muestra a ejecutivos chinos en distintas situaciones, explicando las bondades del producto y mirando con ojos golosos a sus secretarias.

"Señor Zhao, cómo ha conseguido firmar este contrato?", pregunta en el comercial un compañero de trabajo a un hombre de negocios de mediana edad.

"Para tratar con este tipo de clientes femeninos, yo tengo mis trucos", responde el tal Zhao, y le muestra una caja del producto. "Todo el secreto está aquí", presume.

"Este anuncio tiene muy poca vergüenza. Para todo existe un límite moral. Utiliza las situaciones sexuales como una atracción", critica un internauta, Xiao Hao Wan Sui, en el popular foro mop.com.

El reclamo, que tiene una duración de 10 minutos y se muestra a partir de la medianoche, ha sido retirado del canal de televisión regional de la provincia de Shanxi, pero aún puede verse en los canales de las provincias de Shaanxi y de Hebei (las tres en el norte de China).

Según explicó el director comercial de Shanxi Television, apellidado Gao, al portal de noticias Sina.com, tanto la dirección de Industria y Comercio de la provincia como la de Radio y Televisión están investigando el caso.

Gao no se explica cómo un anuncio de este tipo se ha "colado" en la televisión china, bajo el férreo control del Gobierno, que intenta evitar a toda costa los contenidos que puedan "corromper" las mentes de sus ciudadanos.

Una ley de 2004 establece que todos los anuncios "deben obedecer a la construcción de una moral socialista", además de "beneficiar la salud mental del pueblo", y prohíbe la publicidad de contenido pornográfico o sexual, una prohibición que ha llegado a afectar a los preservativos a pesar de la incidencia del sida.

"Es un producto necesario para los hombres que hacen viajes de trabajo" reza el anuncio que, en otro momento, muestra a una chica que se insinúa a un ejecutivo que acaba de consumir el producto.

El medicamento, importado de Estados Unidos y distribuido por la Compañía de Ciencia Biológica de Pekín, se describe en la publicidad como "un buen regalo entre ejecutivos", ya que "con este producto conquistarás a tu secretaria o clienta".

Las televisiones chinas se inundan durante la madrugada de anuncios sobre productos milagrosos que aumentan el tamaño de los pechos, la altura de los hombres, o blanquean la piel con máscaras salidas de una película de ciencia ficción de serie B.

Ya somos 203.591