¿Sabes qué es el consumo colaborativo? #sostenibleconsumo

¿Alguna vez has adquirido algo que luego nunca has llegado a utilizar o lo has usado menos de tres veces? Si la respuesta es sí, necesitas conocer las principales claves del consumo colaborativo.

¿Qué es el consumo colaborativo?

Se puede definir como la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar a través de la tecnología moderna y las comunidades. ¿Quieres saber cómo puedes colaborar? Existen tres formas:

1. Sistemas basados en producto. Se trata de pagar por el beneficio de usar un producto sin la necesidad de adquirirlo. Aquí encontraríamos la posibilidad de compartir vehículo entre amigos, reduciendo así la cantidad de coches en carretera y la contaminación que éstos producen.

2. Mercados de redistribución. Puedes redistribuir un objeto que ya no utilizarás más otorgándole una segunda vida en manos de otras personas que sí lo necesiten. Con esto, evitarás producir más residuos y ayudarás a reducir la contaminación del medio ambiente.

3. Estilo de vida colaborativos. Se basa en personas con intereses comunes que comparten e intercambian bienes menos tangibles como el tiempo, habilidades o dinero. Puedes colaborar tanto a nivel local o de barrio, compartiendo espacios para trabajar, cultivar, la wifi o prestar dinero entre particulares. A nivel global, puedes dejar dormir a viajeros en tu casa de forma gratuita, generando una red de viajeros de confianza y pudiendo obtener el mismo beneficio en un futuro.

Recuerda que el consumo colaborativo ayuda a mejorar el medio ambiente por la reducción en producción y consumo, tiene beneficios económicos por el ahorro que produce y, además, ayuda a establecer mayores relaciones sociales. No olvides que puedes realizar el consumo colaborativo por tus propios medios. No es imprescindible recurrir a empresas que utilicen este sistema como reclamo.

Ya somos 204.723