La empresa preveía incinerar 292.000 toneladas de plásticos y neumáticos al año

El TSJA prohíbe a Portland incinerar residuos para usarlo como combustible en su cementera de Alcalá

El tribunal da la razón a la asociación ecologista Alwadi-ira, que recurrió la autorización de la Junta por no haber contado con el preceptivo Dictamen Ambiental.

El TSJA prohíbe a Portland incinerar residuos para usarlo como combustible en su cementera de Alcalá
La cementera de Alcalá de Guadaíra, en pleno funcionamiento por la noche. | Imagen: flickr.com/photos/miguel_out (CC BY-NC-ND 2.0)

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado la autorización ambiental concedida por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta en el año 2014 a la empresa Cementos Portland para que la cementera de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) pudiera incinerar hasta 292.000 toneladas al año de residuos como neumáticos y plásticos, para convertirlos en combustible para la factoría.

La asociación Alwadi-ira-Ecologistas en Acción recurrió a los tribunales tanto la Autorización Ambiental Integrada concedida por la consejería en septiembre de 2014 como la resolución del viceconsejero de Medio Ambiente del 13 de marzo de 2015 en la que estimaba parcialmente algunas alegaciones de los ecologistas pero mantenía la autorización al proyecto presentado por Cementos Portland Valderrivas, para la nueva actividad.

En su sentencia, dictada el 10 de octubre pasado, El TSJA señala que en el proceso de concesión de la autorización ambiental no se cumplió con los correspondientes trámites de participación pública durante su tramitación.

Para el TSJA, "resulta trascendente que el Dictamen Ambiental en el que se evalúan los efectos del proyecto o actividad, denunciado por la sociedad ecologista" que debe ser previo a la propuesta de resolución "se haya publicado al mismo tiempo que la autorización integrada, impidiendo la participación pública en una de las fases más críticas en el proceso aprobatorio lo que causa también la nulidad de la Resolución", según recoge la entidad ecologista en un comunicado.

Además, la empresa presentó para el proyecto un certificado de compatibilidad urbanística actualizado de 2004, que "no analiza su compatibilidad en relación al PGOU y normas urbanísticas actuales", con lo que el procedimiento de concesión de la autorización ambiental quedó "viciado", por lo que determina "su nulidad".

El alto tribunal andaluz señala que la "modificación solicitada es de carácter sustancial" ya que el proyecto es para la "incineración o valorización energética en una instalación situada entre un núcleo residencial y un complejo comercial", por lo que la Autorización Ambiental Integrada (AAI) debe contar con el informe de compatibilidad urbanística actualizado que la empresa no solicitó al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ni la Junta lo requirió con posterioridad.

Para Alwadi-ira, "la meta es la aprobación de un plan integral de gestión de residuos para Andalucía que destierre la incineración como solución", pues "existen alternativas cuidadosas con nuestro entorno y nuestra salud", si bien aplauden este paso que a su juicio supo "un verdadero varapalo a los métodos que utiliza la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, en cuanto al procedimiento de las AAI y la inseguridad jurídica que se genera en dicho tipo de procedimientos".

Ya somos 204.723