Comparecencia de la federación ante la Comisión de Hacienda y Administración Pública

La Junta de Andalucía duplica los recortes en protección de los consumidores: un 7% para 2018

FACUA Andalucía denuncia la progresiva degradación de los recursos destinados a combatir los fraudes masivos, mientras aumenta la permisividad y la inacción del Gobierno andaluz para prevenirlos y sancionarlos.

La Junta de Andalucía duplica los recortes en protección de los consumidores: un 7% para 2018

FACUA Andalucía critica que la Junta siga recortando, de cara al próximo año, las partidas presupuestarias que destina para la defensa de los consumidores y usuarios andaluces, mientras sigue evidenciando su complacencia y permisividad frente a los fraudes e irregularidades de las grandes empresas.

La presidenta de FACUA Andalucía, Olga Ruiz, ha expuesto este lunes las reivindicaciones de la federación ante la Comisión de Hacienda y Administración Pública, como parte del trámite de audiencia a organizaciones sociales que se sigue en el proceso de aprobación del Proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para el año 2018.

En su comparecencia, Ruiz ha advertido de que el programa específico de consumo, el 4.4.H, presenta una dotación presupuestaria para el año 2018 de 13.747.281 euros, lo que supone una disminución del 6,6%. Una previsión a la baja que se une al descenso del 3,3% que presentó el presupuesto del año anterior, provocando que en dos años haya caído el presupuesto casi un 10%.

Por tanto, si ya era precario el presupuesto en estos años, el de 2018, con la reducción del 6,56%, no permitirá precisamente mejorar la protección de los consumidores, advierte FACUA Andalucía. "Estas políticas deberían jugar un papel fundamental en la consecución de la igualdad y la justicia social", y al mismo tiempo ser capaces de "poner freno a esta situación de abusos y desprotección", ha reclamado la presidenta de la federación.

También menos recursos humanos

Los recortes también son patentes en recursos humanos. Así, el número de personas adscritas al programa 4.4.H ha sido de 236 y 230 respetivamente los dos últimos años, mientras que para 2018 el presupuesto contempla 221. Desciende, pues, la dotación de personal y descienden todas las partidas de forma global: bajan los gastos de personal, los gastos corrientes, las partidas de participación social e institucional, el apoyo a los Ayuntamientos y al movimiento asociativo y bajan las inversiones.

Junto a esta política de recortes, la federación rechaza la de la permisividad y la inacción que reserva el Gobierno andaluz a empresas de sectores como la banca o las eléctricas. FACUA Andalucía insiste en que éstas siguen sin ser sancionadas conforme a la ley por los fraudes masivos que no dejan de cometer a costa de los ciudadanos.

Ya somos 204.724