Traslada su reivindicación al Defensor del Pueblo

Marea Blanca en Sevilla reclama partidas presupuestarias para reabrir en 2018 el Hospital Militar

La plataforma, en la que participa FACUA Sevilla, pide a la Junta que atienda las reivindicaciones de la sociedad civil, la PNL aprobada en el Parlamento y las mociones de más de una veintena de ayuntamientos.

Marea Blanca en Sevilla reclama partidas presupuestarias para reabrir en 2018 el Hospital Militar
Una de las manifestaciones convocadas por Marea Blanca en Sevilla. | Imagen: Marea Blanca en Sevilla

Marea Blanca en Sevilla, plataforma en la que participa FACUA Sevilla, reclama a la Junta que destine partidas presupuestarias para reabrir en 2018 el Hospital Militar y atienda así las reivindicaciones de la sociedad civil y la Proposición No de Ley (PNL) que acaba de aprobarse en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía.

La plataforma recuerda que más de una veintena de ayuntamientos de toda la provincia de Sevilla se han adherido también a la reclamación planteada de reapertura del hospital y siguen recibiéndose adhesiones. Marea Blanca en Sevilla viene reivindicando la puesta en funcionamiento de estas instalaciones, cerradas desde que la Junta de Andalucía asumiera le gestión, tras la desafectación de su uso militar, en 2004. El hospital, un complejo de 12 plantas y cinco quirófanos, con capacidad para 750 camas, sufre un preocupante abandono desde entonces.

Asimismo, Marea Blanca en Sevilla considera que es fundamental que los Presupuestos de la Junta para 2018, que se aprobarán, presumiblemente, en el pleno de los próximos 29 y 30 de noviembre, un mes antes de lo que es habitual, contemplen partidas suficientes para llevar a cabo la reapertura del antiguo Hospital Militar, incorporándolo al sistema sanitario público andaluz.

La plataforma va a solicitar una reunión con el Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, para trasladarle la propuesta de reapertura del hospital. La semana pasada fue aprobada PNL en la Comisión de Salud del Parlamento, a instancias de los grupos políticos de Izquierda Unida y Podemos, mediante la cual el Parlamento se comprometía a instar al Gobierno de la Junta a incluir en los Presupuestos de 2018 una partida económica suficiente "para que el Hospital Vigil de Quiñones de Sevilla vuelva a su uso asistencial hospitalario" y a "elaborar un cronograma para la reapertura" de las instalaciones.

Marea Blanca en Sevilla entiende que la recuperación del hospital ayudaría a descongestionar el resto de los centros hospitalarios sevillanos, saturados por un exceso de carga de trabajo y una preocupante falta de medios. En los trece años transcurridos desde que la Junta se hiciera cargo de las instalaciones, el complejo ha sufrido un grave deterioro a causa del abandono, a pesar del dinero invertido: La Junta pagó 6 millones de euros por el hospital, además 28'6 millones en contraprestaciones urbanísticas. Y llegó a gastar 27 millones de euros en unas obras de reforma, que nunca se terminaron.

Ya somos 204.724