FACUA pide explicaciones al presidente de RTVE al no emitir películas históricas que costaron 18 millones

La asociación ve una falta de respeto hacia los autores y los espectadores esta alarmante censura a estas obras de memoria histórica por parte de la cadena pública.

FACUA pide explicaciones al presidente de RTVE al no emitir películas históricas que costaron 18 millones

FACUA-Consumidores en Acción reclama explicaciones a José Antonio Sánchez, presidente de RTVE, por no emitir varias películas y series por las que el ente público pagó 18 millones de euros. Los filmes que se mantienen sin difundir son La Conspiración (2011), la miniserie Tres días de abril (2010), y la serie El precio de la libertad (2011), todas de temática histórica española. Además de la segunda temporada de la serie 14 de abril. La República.

La asociación señala que la no emisión de estas obras audiovisuales representa un alarmante ejercicio de censura y una falta de respeto hacia los autores y los espectadores. FACUA advierte de que con esta actitud, la cadena pública parece vetar la emisión de ciertos largometrajes y series por ser incómodos para el Gobierno.

Según ha informado La Sexta, por La Conspiración, una película sobre el general Mola, TVE pagó un millón de euros. El director del largometraje, Pedro Olea, señala la coincidencia del estreno de la película con las elecciones en España donde ganó por mayoría absoluta el Partido Popular, momento en el que afirma "empezaron los problemas". En el caso de la miniserie Tres días de abril, de temática republicana, su productor, Antón Reixa, asegura que la censura empezó al estallar el caso Urdangarín.

La primera temporada de la serie 14 de abril. La República (2011) fue emitida como líder de audiencia por TVE (un 17% de cuota de pantalla) cuando el partido socialista estaba en el Gobierno; mientras que la segunda temporada no fue difundida, ya en época del PP.

TVE no da explicaciones claras

FACUA critica la falta de transparencia de RTVE, que no responde de manera clara al motivo por el que censura estas obras. Tras ser preguntados desde 2014 en el Congreso, los sucesivos presidentes de la radiotelevisión pública han ofrecido respuestas vagas sobre el tema: el último de ellos, José Antonio Sánchez, ha apuntado hacia un "elevado coste en plena crisis económica" de haberlos emitido en aquellos momentos. Mientras que el motivo para no emitirlos ahora es que "existen otros productos que, por su mayor actualidad, tienen prioridad en la parrilla".

La asociación recuerda que es especialmente esa razón la que lo hace aún más alarmante: durante estos años se han emitido otras obras de temática histórica como Águila Roja o El final del camino, cuyo coste económico es también elevado y de la que RTVE es productora.

Es esencial, advierte FACUA, que una cadena que basa su producción en obras financiadas con dinero público dé explicaciones totalmente transparentes sobre el destino de esos fondos públicos y el porqué no se emiten obras que ya han sido realizadas mientras se siguen gastando recursos en otras aún por finalizar.

Ya somos 204.899