Las marcas de automóviles tendrán que avisar a los conductores de EE.UU. que montan 'cajas negras'

Recopilan información sobre el uso de los frenos, de la acción de los airbags, de la velocidad y de la aceleración, anterior al accidente, así como durante y después del suceso, con el fin de tener un mayor número de datos para dilucidar las causas del siniestro.

Los fabricantes de automóviles de Estados Unidos tendrán que informar a los conductores si los vehículos vienen equipados con el sistema de grabación de datos conocido como caja negra, que recoge información sobre lo sucedido, antes, durante y después de un accidente.

La Administración Nacional de Seguridad Vial en las Carreteras ha anunciado que las marcas automovilísticas tendrán que avisar a los clientes de que los vehículos incorporan este tipo de sistema de recogida de datos.

Las cajas negras recopilan información sobre el uso de los frenos, de la acción de los airbags, de la velocidad y de la aceleración, anterior al accidente, así como durante y después del suceso, con el fin de tener un mayor número de datos para dilucidar las causas del siniestro. La nueva norma se aplicará a todos los modelos que se fabriquen a partir de 2011.

Estas cajas, similares a las que se utilizan para averiguar las causas de los accidentes de aviación, se fabrican en materiales resistentes a fuertes impactos. Además, sirven para el desarrollo de nuevas medidas de seguridad orientadas a reducir la siniestralidad en las carreteras.

Ya somos 203.687