El Ayuntamiento pagará los gastos del local

Emvisesa privatiza la información a los usuarios de su oficina de mejora de viviendas y accesibilidad

Estará dirigida por la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación. FACUA Sevilla teme que no se garantice que la información sobre mejora y accesibilidad de las viviendas a los usuarios sea completa.

Emvisesa privatiza la información a los usuarios de su oficina de mejora de viviendas y accesibilidad

FACUA Sevilla critica que la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa) ponga en manos privadas la labor de asesoramiento a los usuarios en cuestiones de rehabilitación y accesibilidad de las viviendas, dejando a un lado la propia gestión o la implicación de otras entidades sociales como las asociaciones de consumidores. La nueva Oficina de Información Ciudadana para la Accesibilidad, Mejora Energética, Rehabilitación y Accesibilidad de la Vivienda creada por el ente público tiene previsto ponerse en marcha en los próximos meses.

Emvisesa ha firmado un convenio de colaboración con la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (Anerr) para la gestión de esta nueva oficina de información a los usuarios, que estará situada en las instalaciones propias del ente público, anexas a la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna, en el barrio sevillano de San Jerónimo. El Ayuntamiento será quien habilitará el local y lo proveerá de todos los suministros como la luz o el teléfono, aunque los trabajadores serán miembros de Anerr.

FACUA Sevilla teme que con esta organización no se garantice un asesoramiento completo y adecuado a los usuarios al ser sólo los empresarios los que ofrezcan la información sobre las subvenciones municipales, medidas de rehabilitación de las viviendas o la gestión de las reclamaciones. La asociación critica que Emvisesa privatice de esta manera la labor de información a los ciudadanos. Una tarea además que debería corresponder principalmente a la propia empresa municipal, y en caso de no tener medios propios para ello, contar con las asociaciones de consumidores para informar sobre los derechos de los usuarios.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, señala que el objetivo principal del nuevo local "es ayudar en trámites administrativos sobre cómo afrontar la rehabilitación de un piso o cómo solicitar las subvenciones municipales para instalar ascensores, tanto al ciudadano particular como a las comunidades de propietarios o asociaciones". Sin embargo, FACUA Sevilla se cuestiona si la información facilitada por Anerr, que cuenta con diez asociados en la provincia, dejará libre elección al usuario para seleccionar la empresa que quiera para la reparación; o por si el contrario darán prioridad a los miembros de su asociación empresarial en el asesoramiento.

FACUA Sevilla lamenta que ahora que se está revitalizando Emvisesa, tras la dejadez producida durante el gobierno de Juan Ignacio Zoido, se haga dejando a un lado a los consumidores y poniendo en riesgo la calidad de la atención al ciudadano. Más aún cuando se ha puesto en marcha un Programa de mejora de la transparencia y relaciones con la ciudadanía; y el nuevo Plan Municipal de la Vivienda señala que existen 25.000 edificios en la ciudad en situación deficiente, mala o ruinosa que requieren rehabilitación y 63.000 viviendas con problemas de accesibilidad.

Ya somos 227.393