La empresa funcionó entre 1907 y 1997

La Audiencia de Madrid condena a Uralita a pagar dos millones a 39 afectados por amianto en Barcelona

El fallo obliga a indemnizar tanto a trabajadores como a vecinos de Cerdanyola y de Ripollet sin relación laboral directa con la empresa, pero que vivían y trabajaban cerca de la misma.

La Audiencia de Madrid condena a Uralita a pagar dos millones a 39 afectados por amianto en Barcelona
La empresa "no actuó con la diligencia exigible al hacer emisiones sin el control adecuado". | Imagen: flickr.com/minionion (CC BY-NC 2.0).

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a pagar más de dos millones de euros a treinta y nueve vecinos afectados por el amianto de una fábrica en Cerdanyola del Vallès, en Barcelona.

El fallo, consultado por Europa Press, condena a la empresa Uralita (actualmente Corporación Empresarial de Materiales de Construcción) y la obliga a indemnizar a vecinos de Cerdanyola y de Ripollet sin relación laboral directa con la empresa, pero que vivían y trabajaban cerca de la misma.

Según el Colectivo Ronda, que ha llevado el caso, se trata de la primera resolución judicial que hace responsable a la citada compañía de las enfermedades y defunciones de personas sin vinculación laboral directa y por exposición a amianto en su mayor centro productivo en España, y que funcionó entre 1907 y 1997.

La sentencia considera que la empresa "no actuó con la diligencia exigible al hacer emisiones sin el control adecuado al ambiente exterior de fibras de amianto de su explotación industrial, con lo que incurrió en responsabilidad por los daños causados en las poblaciones circundantes de Cerdanyola y Ripollet al inhalar sus habitantes las fibras de amianto emitidas al ambiente exterior sin el debido control por la actividad industrial desarrollada por la demandada".

De este modo, la Audiencia de Madrid revoca la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 96 de Madrid en diciembre de 2015 que condenó a la empresa por la afectación sobre las personas que habían convivido con trabajadores de la fábrica pero desestimaba la responsabilidad respecto a la inhalación de fibras de amianto de aquellos vecinos la causa de exposición de los cuales había sido mantener su residencia o lugar de trabajo en las proximidades de la fábrica.

"Se ha estudiado científicamente que la mayor exposición a la inhalación de fibras de amianto en las localidades de Cerdanyola del Vallès y Ripollet ha provocado en dichas poblaciones una mayor incidencia de las enfermedades relacionadas con la inhalación de fibras de amianto", dice el fallo.

Según el tribunal, "Uralita no ha acreditado suficientemente que adoptara por su parte, no ya las medidas legales obligadas, sino aquellas conforme a los conocimientos habidos en el momento que se produjeron los hechos, entre 1962 y 1992, se tenían que haber adoptado con una diligencia y cuidado que le era exigible en desarrollar su actividad productiva con materiales que sabía menos desde 1940 que eran especialmente peligrosos".

Los abogados han resaltado que las localidades de Cerdanyola y Ripollet están consideradas las "zona cero" del amianto en España por la incidencia extrema de enfermedades causadas por este grupo de minerales entre su población. Mientras lo habitual es que estas enfermedades afecten a no más de diez personas por año y millón de habitantes, en estas dos localidades la cifra asciende hasta los noventa y cinco afectados.

Ya somos 227.393