Critica la complacencia del Gobierno con las eléctricas

FACUA denuncia que el recibo de la luz del usuario medio ha subido más de 10 euros en los últimos 4 meses

La factura se ha encarecido un 3,2% en los primeros 25 días de diciembre con respecto al mes anterior. La asociación lamenta que el Ejecutivo siga plegado a las eléctricas y no actúe en defensa de los usuarios

FACUA denuncia que el recibo de la luz del usuario medio ha subido más de 10 euros en los últimos 4 meses

Las tarifas eléctricas vuelven a subir por cuarto mes consecutivo en diciembre. Según el análisis de FACUA-Consumidores en Acción, el incremento en los primeros 25 días de diciembre ha sido del 3,2% para el usuario medio, lo que sitúa su recibo en 81,87 euros, nada menos que 10,05 euros por encima de la factura de agosto, cuando se situó en 71,82 euros.

FACUA lamenta que el Gobierno siga plegado a las eléctricas y no actúe en defensa de los intereses de los usuarios. Así, la asociación denuncia que éste está siendo otro invierno especialmente duro para las familias con menos recursos económicos, que un año más se están privando del uso de la calefacción o sufriendo cortes por su falta de capacidad de pago, dada la ausencia de medidas efectivas por parte del Ministerio de Energía para paliar la pobreza energética.

La asociación critica que el nuevo bono social puesto en marcha por el Ejecutivo es aún peor que el vigente con anterioridad, dado que pueden acogerse a él menos familias y representa descuentos muy inferiores.

Evolución del recibo en 2017

En cuanto a la evolución tarifaria, la asociación advierte de que con diciembre serán siete los meses en los que habrá subido el recibo en 2017, frente a dos en los que no hubo prácticamente variación y tres en los que se produjeron bajadas. Así, en noviembre la subida para el usuario medio fue del 2,7%, en octubre el 7,2% y en septiembre del 0,4%, después de que en agosto quedase congelado. En julio bajó un 0,8%, en junio subió un 1,2% y en mayo otro 0,8%, después de que en abril no hubiese prácticamente variación mensual. En marzo se produjo una bajada del 6,8% y en febrero otra del 13,3%. En enero subió un 9,4%.

La asociación critica la pasividad del Gobierno ante la injustificada carestía del recibo de la luz que sufren los usuarios, víctimas de un oligopolio que en lugar de competir, especula con las tarifas. La asociación insiste en reclamar la bajada del IVA de la electricidad y la intervención del sector, para sea el Ejecutivo el que fije periódicamente una tarifa asequible.

Incremento interanual

Con las tarifas PVPC del 1 al 25 de este diciembre, el usuario medio (366 kWh de consumo y 4,4 kW de potencia contratada) pagaría 81,87 euros, frente a los 80,23 de diciembre de 2016. La subida interanual representa un 2,0%.

El precio medio del kWh de los primeros 25 días de diciembre ha sido de 17,13 céntimos (13,46 más el 27,19% de impuestos indirectos), lo que representa una subida del 4,2% con respecto a noviembre. A nivel interanual, el incremento representa un 3,4% sobre la tarifa media del kWh de diciembre de 2016. En enero de este año el precio del kWh llegó a situarse en 18,75 céntimos (14,74 más impuestos).

El Gobierno sigue protegiendo a las eléctricas

FACUA denuncia que el Gobierno está protegiendo los intereses del oligopolio energético. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, se niega a tomar medidas ante las desproporcionadas tarifas y los dramáticos niveles de pobreza energética para no se vean reducidos los beneficios milmillonarios de las empresas del sector.

La asociación reclama la intervención del sector para que sea el Ejecutivo el que fije periódicamente una tarifa asequible, dado que el sistema de fijación de precios existente en el mercado de la generación español fomenta la especulación y los abusos. FACUA denuncia que hoy por hoy, es el sector eléctrico el que tiene intervenido al Gobierno, cuya política energética está más orientada a proteger los intereses de las compañías que los de los usuarios.

Se trata, advierte FACUA, de un sector donde nunca ha existido la competencia que se prometió engañosamente a los consumidores cuando se inició su liberalización, por lo que la única solución es emprender medidas similares a las adoptadas hace años en la UE con las tarifas móviles de roaming, de manera que sea el Gobierno el que fije los precios para los consumidores domésticos.

Además, la asociación demanda la bajada del IVA que se aplica a la electricidad, del 21%, impropio de un servicio esencial. En este sentido, reclama al Gobierno que baje el IVA de la luz al tipo mínimo permitido por la normativa europea, legislación que también debe ser modificada para facilitar una bajada mayor.

Ya somos 226.258