Sobre FACUA

Comisaría de La Gavidia, centro de terror de la juventud combativa contra el franquismo

Sindicalistas y activistas antifranquistas en lucha por la libertad narran, en un documental impulsado por Comisiones Obreras de Sevilla, los abusos, agresiones y torturas que sufrieron en esa instalación.

Por Juanmi Garrido

Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores. Seguramente, muchas de las personas que pasan a diario por la Plaza de la Gavidia de Sevilla no sabrán que el edificio cubierto con grandes lonas, que está junto a unos conocidos grandes almacenes, era un centro donde se instauró el terror para numerosos ciudadanos que padecieron la represión del régimen franquista.

El inmueble, donde antiguamente se encontraba la Jefatura Superior de Policía de Sevilla, fue hace unas décadas un centro de torturas y detenciones indiscriminadas de jóvenes hispalenses, sindicalistas y activistas, que abanderaron la lucha antifranquista y por la libertad.

Comisiones Obreras de Sevilla ha desarrollado, con el respaldo del Ayuntamiento de la capital, un documental de más de diez minutos. En él se recogen los testimonios de varias de estas personas, que sufrieron abusos, agresiones, torturas y auténticas aberraciones en el interior de este centro del horror, entre ellas el presidente y fundador de FACUA, Paco Sánchez Legrán.

FACUA Sevilla ha secundado la iniciativa del sindicato de que permanezca el edificio, que fue testigo de las más cruentas barbaridades perpetradas contra estas personas por el régimen franquista permanezca como un lugar para no olvidar todo lo que allí sucedió. De hecho, CCOO ya ha logrado que ese sitio sea declarado por la Junta de Andalucía como Lugar de Memoria Democrática.

El presidente de FACUA sintió en sus carnes la brutalidad y sinrazón de la policía franquista en el interior de la Comisaría de La Gavidia. "Uno no sabía si era de día o de noche, qué hora era porque no teníamos relojes. En cualquier momento teníamos ese terror a escuchar ese timbre que nos obligaba a subir de nuevo a seguir sufriendo el interrogatorio", describe Sánchez Legrán, que fue detenido en varias ocasiones por su actividad sindical.

Además, el fundador de la asociación narra los momentos perturbadores en los que se produjo una de sus declaraciones, con 17 años, ante los agentes, que los llevaban a unos cuartos de la comisaría donde les agredían y torturaban. "Tuve cuatro policías aquí. Durante varias horas me apalearon, me dieron patadas... Realmente, fue una barbaridad que se prolongó varias horas", asegura Sánchez Legrán, que durante su juventud fue uno de los dirigentes de las denominadas Comisiones Obreras Juveniles y de las Juventudes Comunistas de Sevilla.

Otros dirigente histórico de FACUA Sevilla, Florentino Moreno Avellaneda, que hoy sigue estando en la Junta Directiva de la asociación, fue, como muchos ciudadanos, otra víctima de la más feroz represión franquista, que sufrió el encarcelamiento durante años. Antonio Naranjo Torres, que también fue directivo de la asociación durante años, se suma a la lista de personas represaliadas por la dictadura de Franco.

En España sigue habiendo en nuestros días un gran déficit de Memoria Histórica y Democrática. Es una cuestión pendiente, que se dejó aparcada dentro de un cajón tras la muerte en la cama del genocia franquista, y cuya relevancia debe ser máxima, pues recordemos que otros países del mundo, como Alemania, Polonia, Argentina o Chile albergan lugares para no olvidar las atrocidades que los dictadores cometieron contra sus poblaciones. Si bien es cierto que en el país hay sitios que conmemoran a los represaliados por el franquismo, aún quedan numerosos rincones por la geografía española en los que reparar y dignificar a víctimas y familiares de víctimas del régimen.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 47.047