Ratonera en la AP-6

FACUA insta a la concesionaria de la autopista, Fomento e Interior a que asuman sus responsabilidades

Miles de personas han pasado hasta 20 horas atrapadas en la nieve en esta vía de pago que comunica el noroeste de España con la zona centro. La asociación recuerda a todos los afectados que reclamen.

FACUA insta a la concesionaria de la autopista, Fomento e Interior a que asuman sus responsabilidades
La asociación recuerda a los usuarios su derecho a reclamar a la concesionaria de la autopista tanto el importe del peaje como los posibles daños y perjuicios causados. | Imagen: DGT.

FACUA-Consumidores en Acción exige a Iberpistas, la concesionaria de la autopista AP-6 (del grupo Autopistas, filial de Abertis), y a los Ministerios de Fomento e Interior que asuman sus responsabilidades en la grave crisis desatada tras la copiosa nevada en esta vía a su paso por Segovia, camino a la Comunidad de Madrid.

FACUA critica la temeraria irresponsabilidad del Gobierno de España, a través de los ministerios de Íñigo de la Serna y Juan Ignacio Zoido, ya que miles de personas, entre las que se encontraban bebés, niños y ancianos, han estado hasta 20 horas atrapadas en esta vía de pago pasando frío en medio de la desinformación, el desamparo y el caos.

La asociación considera inaceptable que en los paneles informativos de la autopista no se avisará a los usuarios del riesgo creciente a quedarse atrapados, como ocurrió. De hecho, según relatan numerosos damnificados, la concesionaria Iberpistas no cumplió con sus obligaciones porque en ningún momento indicaron que había unas condiciones meteorológicas adversas y no puso los medios necesarios para evitar el caos. Muchas de las quejas se centran en que no hubo aviso alguno al adentrarse en esta vía de alta capacidad.

FACUA manifiesta que el Ministerio del Interior y la Direción General de Tráfico (DGT), bajo el mando de Gregorio Serrano, también obviaron sus responsabilidades en materia de información.

La asociación recuerda a los usuarios su derecho a reclamar a la concesionaria de la autopista tanto el importe del peaje como los posibles daños y perjuicios causados, si pueden tasarse y acreditarse, aunque es previsible que la empresa intente argumentar "causa de fuerza mayor" y que haya que ir a los tribunales.

FACUA señala que, a nivel judicial, existe un precedente con las nevadas de febrero de 2004, cuando unas 4.000 personas quedaron atrapadas en la AP-1. Tras una sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos, los afectados llegaron a percibir 150 euros por cada vehículo y el reembolso de los peajes, que tuvo que abonar Europistas, la empresa encargada de la carretera. Si bien es cierto que dicha indemnizcación fue una cantidad ínfima, resultado del acuerdo extrajudicial al que Ausbanc llegó con la concesionaria, con el que se llevó 450.000 euros, y que perjudicó a los usuarios afectados.

La asociación denuncia que nadie ha asumido ninguna responsabilidad en la gestión de esta crisis en la AP-6, a pesar de que tanto la concesionaria como los ministerios de Fomento e Interior están trasladando que lo han hecho todo absolutamente a la perfección y que no han cometido ningún error a nivel de información, previsión, etc. Además, la asociación considera que, a pesar de la intensa nevada, nada excepcional, estas vías en manos de una empresa privada deben contar con todos los medios posibles para evitar y solventar incidencias de este tipo.

FACUA lamenta que el ministro del Interior no compareciera ante los medios y sí estuviera en un partido de fútbol en pleno colapso de la AP-6 en vez de estar atendiendo la grave situación dada.

Ya somos 205.363