La CE alerta de la posible presencia ilegal en el mercado de una variante arroz transgénico desarrollada por Bayer

El pasado 18 de agosto, Washington comunicó a Bruselas que había detectado rastros de este arroz en su cadena comercial y que cabía la posibilidad de que también hubiera llegado a la UE.

La Comisión Europea ha alertado de la posible presencia en el mercado comunitario de arroz transgénico no autorizado LL601 procedente de Estados Unidos, ya que las importaciones irregulares que se detectaron a mediados de agosto se remontan al menos a enero de 2006, según ha informado la industria, y pidió a los Estados miembros que refuercen los controles para localizar productos contaminados.

"No podemos excluir que algunos productos se hayan contaminado, y por ello hemos pedido a los Estados miembros que lleven a cabo controles intensivos", dijo el portavoz de Sanidad, Philip Tod. Subrayó que no existe 'ninguna información fiable' sobre el 'alcance' de esta contaminación, y animó a los consumidores a dirigirse a las autoridades responsables de seguridad alimentaria en cada país.

El portavoz insistió en que tampoco hay datos por el momento sobre las marcas que podrían estar afectadas, aunque dijo que el problema no se limita a los productos estadounidenses. "Los productos de marcas americanas no contienen necesariamente arroz americano, y los europeos podrían llevarlo, puede haber mezclas", afirmó, añadiendo que la Comisión espera que la industria siga facilitando nuevos datos.

Los Estados miembros fueron informados este miércoles de la situación a través del sistema de alerta rápida. Tod dijo que corresponde a cada país determinar cuántos controles son necesarios. "Especialmente cuando se nos informa de una posible contaminación o riesgo de seguridad alimentaria, esperamos que los Estados miembros tomen las medidas adecuadas de control", señaló.

A este problema se suma en que el puerto de Rotterdam se ha localizado un cargamento de 25.000 toneladas de arroz de grano largo que se sospecha que también podría estar contaminado con LL601. Llegó el sábado procedente de Nueva Orleans y se dirigía a Reino Unido y Alemania. El barco que lo transportaba fue descargado pero las autoridades holandesas lo han bloqueado hasta que se hagan nuevos tests. También hay otro cargamento sospechoso en Nueva Orleans que todavía no ha dejado el puerto norteamericano, según Tod.

Añadió que se ha informado a los países de la UE de que en Estados Unidos existen cinco laboratorios que tienen el método para analizar el arroz antes de que salga hacia Europa.

Pese a estas noticias, la Comisión Europea cree suficiente la medida adoptada el pasado 23 de agosto que consiste en exigir a todas las importaciones de arroz estadounidense un certificado que demuestre que está libre de organismos genéticamente modificados. "Estimamos que esta decisión es suficiente para proteger a los consumidores y que no estén expuestos a transgénicos no autorizados", reiteró el portavoz.

La variante de arroz transgénico LL601, producido por la compañía Bayer, no está autorizado en Estados Unidos, donde hay otros tipos que sí están permitidos. Por el contrario, la UE no admite más que el arroz tradicional. El pasado 18 de agosto, Washington comunicó a Bruselas que había detectado rastros de este arroz en su cadena comercial, y que cabía la posibilidad de que también hubiera llegado a la UE.

Según datos de la Comisión, Estados Unidos es, junto a India, Tailandia y Guyana, uno de los mayores abastecedores de arroz a la UE, con unas importaciones que ascienden a una media de 20.000 toneladas mensuales de diferentes variedades.

Ya somos 190.616