Si no cesa su actividad en las redes sociales

Una madre condenada en Italia a pagar 10.000 euros a su hijo si sigue publicando fotos suyas en Facebook

El fallo de la Corte Suprema italiana busca proteger al niño ante la continua exhibición de información familiar y personal que hacia su progenitora.

Una madre condenada en Italia a pagar 10.000 euros a su hijo si sigue publicando fotos suyas en Facebook

El Tribunal de Roma ha sentenciado a una madre a pagar 10.000 euros a su hijo de 16 años si continúa compartiendo "noticias, datos, imágenes y vídeos" en las redes sociales relacionadas con el menor de edad, así como si no elimina lo ya publicado en su perfil de Facebook.

La sentencia dictada por la jueza Monica Velletti el pasado 23 de diciembre busca proteger al niño, molesto con el comportamiento de su madre que daba a conocer los detalles de su vida familiar y personal en las redes sociales.

Según informa el portal Euronews, el menor pidió a los jueces la posibilidad de seguir sus estudios en un colegio en Estados Unidos, para "alejarse del actual contexto social, en el que todos sus compañeros estarían al tanto de sus asuntos personales, puestos en conocimiento por su madre con el uso constante y sistemático de las redes sociales". Contenidos que incluso abarcaban "los procedimientos judiciales entre padres", creando el malestar del menor.

La Corte Suprema italiana considera que la exposición de estos datos en "un ágora virtual, un cuadrado inmaterial", permite un número indeterminado de accesos y visiones.

La sentencia se apoya en el artículo 96 de la ley de derecho de autor que establece que "el retrato de una persona no podrá ser exhibido, reproducido o comercializado sin su consentimiento", salvo en los casos de las personas conocidas o de interés público.

La protección de los menores también se ve reforzada en virtud del artículo 16 de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en Nueva York el 20 de noviembre de 1989 y ratificada en Italia por la Ley 176/1991, que afirma que "se prohíbe toda injerencia arbitraria o ilegal en la vida privada del niño".

Protección del menor en otros países

En Francia, la ley exige que los padres protejan la imagen de sus hijos hasta el punto de que existe el riesgo de ser sentenciado a un año de prisión o a una multa de 45.000 euros si los menores denuncian a sus progenitores por vulneración de su privacidad. En Austria, por su parte, las sanciones de ley de protección de datos van desde los 3.000 a los 10.000 euros.

Según Euronews, el 25 de mayo entrará en vigor en Europa el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés), por el que los proveedores de servicios de internet y redes sociales deben solicitar el consentimiento de los padres o titulares de la patria potestad para el tratamiento de los datos personales de los menores de 16 años.

Ya somos 224.694