Tras el fraude de los jamones ibéricos caducados, imputan a la cúpula de la mayor distribuidora de España

La jueza cita a declarar a los máximos responsables de Comapa, el presidente, Blai Pares Dasch, y el consejero delegado, Jaime Álvarez Fra, para el 21 de diciembre y el 23 de enero de 2019, respectivamente.

Tras el fraude de los jamones ibéricos caducados, imputan a la cúpula de la mayor distribuidora de España

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Fregenal de la Sierra (Badajoz) ha imputado a la cúpula de la mayor distribuidora de jamón y embutidos ibéricos y blancos de España (Comapa). En los próximos días, comparecerán ante la magistrada Francisca Valverde los dos máximos responsables de Comapa, el presidente, Blai Pares Dasch, y el consejero delegado, Jaime Álvarez Fra. Ambos declararán el 21 de diciembre y el 23 de enero de 2019, respectivamente La instructora investiga la comercialización de jamones y otros productos cárnicos no aptos para el consumo que han caducado o han sido almacenados en condiciones insalubres.

Según recoge El Confidencial, Comapa ha duplicado su facturación en apenas dos años. En 2015, ingresó 250,3 millones de euros y 452 millones (130 corresponden a la venta de productos ibéricos) en 2017, según las cuentas de la propia compañía ante el Registro Mercantil. Estas cifras la convierten en el gigante español de la distribución de charcutería y también la mayor comercializadora de embutidos de bellota, los más valorados del sector, por encima del fabricante 5J, que ocupa el segundo lugar, según el último estudio publicado por Alimarket.

Los servicios jurídicos de la cooperativa interpusieron un recurso ante la Audiencia de Badajoz para que el juzgado suspendiera las declaraciones. Alegaron que Comapa, que comercializa con más de 70 marcas, ya había sido aceptada como acusación particular en el procedimiento y que, por tanto, habría que considerarla como perjudicada, ya que algunas mercantiles investigadas falsificaron supuestamente sus marcas.

Desde que la empresa ha sabido del posible uso o manipulación de sus productos y marcas por parte de terceros, sin su consentimiento ni permiso, ha puesto todos los medios disponibles para colaborar con la investigación en el esclarecimiento de unos hechos que comprometen gravemente la viabilidad del sector, según aseguran fuentes oficiales de la compañía.

El Seprona visitó Carrefour, uno de los clientes de Comapa

Uno de los clientes de Comapa son los hipermercados Carrefour, que en 2017 adquirieron más de 120 millones de euros en distintos productos de charcutería. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil visitó en enero varias instalaciones de la cadena francesa en el marco de esta misma investigación, para obtener información relacionada con el fraude. Carrefour compra cada año más de un millón de piezas de jamón barato a Comapa a 17 euros la unidad. Gasta más de 20 millones de euros anuales en esta partida, dado que es la que mejor salida tiene en el mercado Se trata del jamón más vendido del mundo, sengún afirman fuentes del sector, que explican que la multinacional gala lo pone a la venta por 40 euros la pieza e incluso por 25 si el consumidor se lleva dos.

Junto a los dirigentes de Comapa, el juzgado de Fregenal mantiene también imputados en la misma causa a los empresarios o directivos Antonio Cordero Gamero (Valle de los Valfríos y Monsalud), su hermano Francisco, Pedro Blázquez Serrano (Sierra Jarota), Juan Carlos Velázquez Pérez (Velper), Rogelio Ruiz Álvarez (Dehesa Etiqueta Negra), Manuel Arias Rodríguez (Iberlinares), Antonio García Arévalo (Only Spain), Ángel García López (Cárnicas Sierra Dulce) o Antonio Rocha Vega (Cárnicas Jamontanchez), entre otros. En total, la instructora investiga a casi medio centenar de empresas en el marco de este procedimiento, la mayor investigación judicial realizada hasta el momento contra el fraude del jamón.

Paralelamente a esta causa que lleva la jueza Valverde, hay otras en juzgados de Alzira (Valencia), que ya ha declarado complejo el procedimiento, Salamanca, Madrid y Andalucía. El fraude en el etiquetado, en la trazabilidad o en la conservación del producto son algunos de los extremos que rastrea la Guardia Civil en todas estas pesquisas. La Fiscalía de Granada archivó en septiembre otra investigación más que implicaba a Comapa después de considerar que no había evidencias de que el producto incautado por la Guardia Civil (10.700 piezas de jamón y otros embutidos caducados o en estado de putrefacción) fuera a entrar en el circuito de la distribución. Todo el material fue retirado.

Ya somos 228.695