Celebrado del 26 al 28 de enero

FACUA Córdoba critica que el Ayuntamiento se haya dejado engañar por la organizadora del Mercado Medieval

La asociación denuncia que muchos puestos contaban con alimentos sin cubrir por vitrinas. Es la tercera edición en la que ocurren este tipo de irregularidades.

FACUA Córdoba critica que el Ayuntamiento se haya dejado engañar por la organizadora del Mercado Medieval

FACUA Córdoba critica que el Ayuntamiento de la capital haya hecho caso omiso de las advertencias de la asociación ante las irregularidades sanitarias y se haya dejado engañar por la organizadora del Mercado Medieval celebrado del 26 al 28 de enero. Técnicos de FACUA Córdoba han visitado en esta ocasión todos los puestos, detectando numerosas deficiencias. Ninguno de los vendedores exhibía, por ejemplo, el cartel obligatorio acreditativo de su licencia de actividad.

Numerosos puestos ambulantes de alimentos no envasados instalados en este evento no han contado en sus mostradores o vitrinas con una protección que cubriera productos tales como panes, dulces, chocolates, empanadas, pizzas o productos de charcutería. Además de platos preparados sin protección alguna, la asociación ha detectado pescados frescos sin conservación frigorífica o descongelación de pan al aire libre, entre otras cosas.

Por otra parte, el 100% de los establecimientos ambulantes visitados no mostraba la lista de precios de sus productos "expuestos al público, con la suficiente notoriedad", tal y como obliga el citado artículo de la Ley del Comercio Ambulante. Como tampoco exhibían, denuncia la asociación, el cartel informativo de disponer de hojas de reclamaciones.

En este sentido, la asociación recuerda que el Decreto Legislativo 2/2012, de 20 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de comercio ambulante, establece que el comerciante debe "tener expuesto al público, con suficiente notoriedad, la placa identificativa" entregada por el Ayuntamiento, que "contendrá los datos esenciales de la autorización".

La asociación considera que la permisividad del consistorio deja en evidencia un claro riesgo alimentario para las personas, además de una clara vulneración de la protección de los derechos de los consumidores y usuarios.

FACUA Córdoba lo avisó el 9 de enero

FACUA Córdoba solicitó al Ayuntamiento de la capital el pasado martes 9 de enero que realizara inspecciones en el Mercado Medieval durante su celebración, con el objetivo de garantizar que se cumpliera toda la normativa en materia de higiene, sanidad y consumo y de que actuaran con eficacia y contundencia ante cualquier irregularidad que detectaran durante los controles. La asociación señala que, finalmente, el consistorio cordobés ha hecho caso omiso a esta solicitud.

Asimismo, FACUA Córdoba recuerda que en este evento de gran tradición popular se conjugan a menudo productos alimentarios y de otra naturaleza, por lo que resulta del todo necesario imponer medidas higiénicas rigurosas y conformes a la legislación.

La asociación señala que ya son varios años consecutivos en los que el Ayuntamiento de la ciudad ha mirado hacia otro lado, dando la espalda a los consumidores.

FACUA Córdoba lamenta que el Ayuntamiento de Isabel Ambrosio, con la delegada de Promoción de la ciudad al frente, Carmen González, y la delegada de Salud y Consumo, Alba Doblas, sólo se hayan limitado días antes a realizar declaraciones para afirmar que todos los propietarios de los puestos instalados en el recinto firmaban una declaración responsable, escurriendo de esta manera su responsabilidad y dejando sólo en manos de los comerciantes el cumplimiento de la normativa.

Para la asociación resulta una situación inexplicable, ya que son las administraciones públicas las que tienen el deber y la obligación de inspeccionar, controlar, vigilar y sancionar dando cumplimiento a la ley, incluso en aquellos casos donde exista firmada una declaración responsable.

Riesgo para la seguridad alimentaria

La asociación ha detectado en esta edición de 2018, graves incumplimientos en materia de garantías higiénicas y sanitarias de seguridad alimentaria y también de consumo, prácticamente las mismas que FACUA Córdoba denunciara en el 2016 y 2017.

FACUA Córdoba considera que estas carencias estructurales y de equipamiento elevan el factor de riesgo sanitario hasta niveles en los que se compromete la seguridad alimentaria e impiden que el consumidor tenga acceso a los productos con todas las garantías higiénicas y de seguridad. Se incumple de esta manera el Reglamento (CE) Nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios, además de estar muchos de estos productos expresamente prohibidos para su venta por el artículo 9.d) de la Ordenanza Reguladora de Mercado Ambulante de Córdoba.

La asociación insiste en que es obligatorio hacer inspecciones tanto previas durante la preparación de las instalaciones como en el transcurso del evento. En este sentido, el Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre, de defensa y protección de los consumidores y usuarios en Andalucía, concede a las administraciones públicas mayores atribuciones y competencias para controlar y sancionar.

Así, recuerda que las autoridades municipales deben velar por que los derechos de los consumidores y usuarios estén vigentes durante la celebración de cualquier tipo de feria o evento de estas características.

Ya somos 217.592