Más irregularidades en UCA-UCE: capta socios ofertando una revista que no publica desde hace dos años

La Unión de Consumidores de Andalucía dejó de editar 'Sucede' a comienzos de 2016, pero sigue utilizándola como reclamo en su página web.

Más irregularidades en UCA-UCE: capta socios ofertando una revista que no publica desde hace dos años

La Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) capta socios ofertando una revista que no publica desde hace ya dos años. Una publicidad engañosa que se suma a la larga lista de irregularidades que están saliendo a la luz: deudas de cientos de miles de euros con trabajadores, proveedores, Hacienda, la Seguridad Social y la Junta; pagos secretos a una sociedad instrumental por parte de empresas a las que elogiaba públicamente como Movistar, Altadis y Caixabank ; relaciones con Ausbanc; un funcionario cesado tras negarse a inflarles las subvenciones...

Pese a que a comienzos de 2016 UCA-UCE dejó de editar su revista, denominada Sucede, a día de hoy continúa utilizándola como reclamo en su web como una de las "ventajas de ser socio/a de la Unión de Consumidores de Andalucía". En la sección "asóciate" de su página web, la organizacion que preside el ex secretario general de Juventudes Socialistas de Andalucía Juan Moreno Rodríguez incluye entre los servicios a los que tienen derecho los socios la "suscripción a la revista Sucede", que presenta como su "publicación periódica bimestral".

El próximo viernes, la consejera de Salud, Marina Álvarez, tendrá que comparecer en el Parlamento de Andalucía a petición de Izquierda Unida para explicar qué medidas va a adoptar su Dirección General de Consumo ante las irregularidades que están trascendiendo en UCA-UCE. La Junta mantiene a la entidad en el registro autonómico de asociaciones de consumidores y además con el estatus de organizacion "más representativa", lo que le da acceso a representar a los consumidores en decenas de órganos consultivos de ámbito autonómico y provincial.

FACUA Andalucía exige a Consumo que expulse de inmediato a UCA-UCE del registro autonómico de asociaciones de consumidores ante sus gravísimas irregularidades. La Dirección General, que tiene al frente a Isabel Niñoles, mantiene paralizadas denuncias presentadas por FACUA en agosto de 2016 y en abril de 2017 en las que aportó pruebas de que UCA-UCE vulnera la legislación que regula a las organizaciones de consumidores y, además, no cuenta con asociaciones en todas las provincias andaluzas, requisito indispensable para participar en órganos consultivos

La Dirección General de Consumo depende de la Secretaría General de Salud Pública y Consumo, que dirige Josefa Ruiz Fernández. El organismo ni siquiera ha contestado a las peticiones de información remitidas por FACUA en relación a las denuncias contra la organización. La semana pasada, FACUA Cádiz remitó un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz para denunciar el silencio de la Dirección General de Consumo.

Ya somos 217.581