Más escándalos

Científicos alemanes realizaron pruebas en humanos y monos sobre los efectos de las emisiones del diésel

La Comisión Europea ha instado a Alemania a adoptar medidas "urgentes". Los experimentos fueron solicitados por un grupo fundado por Volkswagen, Daimler y BMW, desaparecido en 2017.

Científicos alemanes realizaron pruebas en humanos y monos sobre los efectos de las emisiones del diésel
En 2015, se descubrió que Volkswagen había manipulado las lecturas de dióxido de nitrógeno en sus automóviles durante años en Estados Unidos. | Imagen: Volkswagen.

Científicos alemanes realizaron pruebas en humanos sobre los efectos de las emisiones de gases del diésel a petición de fabricantes de automóviles, según han informado los periódicos locales Stuttgarter y Süddeutsche, que siguen las revelaciones de un experimento donde monos inhalaron los humos de un Volkswagen Beetle diésel en 2014.

La Comisión Europea ha instado a Alemania a adoptar medidas "urgentes" por las pruebas en humanos sobre emisiones diésel. "Estamos impactados como todos por esas noticias. Tomamos nota del objetivo de las autoridades alemanas de investigar la cuestión y esperamos que lo hagan", ha afirmado en una rueda de prensa el portavoz principal del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

Las pruebas fueron solicitadas por el Grupo Europeo de Investigación sobre Medioambiente y Salud en el Sector del Transporte (EUGT, en sus siglas en inglés), una organización fundada por Volkswagen, Daimler y BMW que cerró en 2017 envuelto en la controversia generada por su modus operandi.

Según relatan estos medios, que han asegurado haber visto documentos sobre dichas investigaciones, la asociación solicitó un estudio sobre la inhalación de dióxido de nitrógeno a corto plazo por personas sanas para ver los efectos en la salud de dicho fluido.

Tal como recoge DPA, un instituto del Hospital Universitario de Aachen examinó después a veinticinco personas tras haber inhalado cantidades variables de dióxido de nitrógeno durante varias horas, pero aparentemente no encontró "reacción al gas inhalado".

En 2015, se descubrió que Volkswagen había manipulado las lecturas de dióxido de nitrógeno en sus automóviles durante años en Estados Unidos para que los vehículos pudieran aprobar las regulaciones sobre emisiones de diésel.

Las empresas se distancian del estudio

Daimler, responsable de marcas de automóviles como Mercedes-Benz y Smart, ha expresado que quería "distanciarse expresamente" del estudio sobre humanos y de EUGT. "Estamos conmocionados por el alcance de estos estudios y la forma en la que se llevaron a cabo", ha asegurado en un comunicado citado por el periódico Süeddeutsche.

Además, la compañía añadió que condenaba "firmemente" las pruebas, y que no tenía voz en ellas, además de afirmar que los pasos de EUGT iban en contra de los "valores y principios éticos" de Daimler.

Por su parte, BMW también se distanció de la prueba, diciendo que no había tomado parte en su diseño y métodos. Bosch dijo que abandonó el grupo en 2013.

Pruebas en monos

La semana pasada, el diario The New York Times informó sobre un centro de investigación estadounidense donde diez macacos cangrejeros fueron encerrados en un contenedor hermético, viendo dibujos animados para distraerlos, mientras inhalaban los vapores de un vehículo Volkswagen. Respecto a esto, tanto Volkswagen como Daimler emitieron respuestas a su complicidad en las pruebas con monos.

La compañia con sede en Wolfsburg ha señalado en un comunicado que "pedimos disculpas por la mala conducta y la falta de juicio de las personas". "Estamos convencidos de que los métodos científicos elegidos en ese momento estaban equivocados", ha señalado Volkswagen en un comunicado, añadiendo que "habría sido mejor renunciar a tal prueba desde el principio".

Por el momento, el grupo automovilístico alemán ha suspendido de manera provisional al jefe de Relaciones Externas y Sostenibilidad del consorcio, Thomas Steg, por su posible vinculación con la utilización de animales en las investigaciones de la compañía. Steg permanecerá suspendido de sus funciones hasta que estos asuntos se hayan investigado por completo. En su ausencia, el responsable de Política Internacional y Europea, Jens Hanefeld, asumirá su cargo.

Por su parte, Daimler se disculpó diciendo que había iniciado una investigación sobre el incidente y que consideraba que la prueba era "superflua y repulsiva".

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer de la OMS clasificó como "cancerígenos para los humanos" los gases de los tubos de escape de los coches diésel en junio de 2012.

Ya somos 226.167