FACUA reclama cambios legales para sancionar con dureza a las plataformas online de reventa de entradas

La asociación denuncia fraudes masivos en la venta de entradas para macroconciertos. Desaparecen de los canales oficiales minutos después del inicio de su venta. Pide controles a las autoridades autonómicas.

FACUA reclama cambios legales para sancionar con dureza a las plataformas online de reventa de entradas

FACUA-Consumidores en Acción ha reclamado al Ministerio de Cultura que promueva cambios legales para sancionar con dureza a las plataformas online de reventa de entradas para espectáculos. Aunque la reventa no autorizada está prohibida en las normativas autonómicas, la asociación considera necesario elevar las multas por estas prácticas, calificándolas como infracción muy grave. Asimismo, demanda controles por parte de las comunidades autónomas, habitualmente pasivas ante las irregularidades.

La asociación ha remitido un informe a la Secretaría General Técnica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el que le pone de manifiesto los fraudes masivos que se están produciendo en los últimos años en la venta de entradas para macroconciertos. En muchos casos, estas entradas desaparecen de los canales oficiales minutos después del inicio de su venta y pasan a comercializarse en plataformas de reventa donde se multiplica su precio.

Son prácticas habituales en Ticketmaster, una de las principales empresas del sector. Su página web frecuentemente deja de funcionar justo cuando se inicia la venta de entradas para determinados espectáculos y poco después anuncia que ya las ha vendido todas. A partir de entonces, la empresa suele anunciar que las entradas se revenden a través de una filial, Seatwave. Las autoridades competentes no han actuado de manera contundente ante las reiteradas denuncias de FACUA contra esta multinacional.

FACUA critica la pasividad de las autoridades autonómicas de consumo y de espectáculos públicos ante estos fraudes. La asociación demanda que establezcan protocolos de control para detectar y reaccionar de forma ágil ante las irregularidades. Algo que ni siquiera se produce cuando son los usuarios o las organizaciones de consumidores los que interponen denuncias y aportan las pruebas de las infracciones.

En su petición a Cultura, FACUA argumenta la necesidad de revisar y actualizar la legislación estatal y autonómica en materia de espectáculos públicos, de manera que se establezca como infracción muy grave tanto la reventa online como física y también la actividad de intermediación en estas prácticas. Esto facilitaría que los organismos autonómicos con competencias en materia de protección al consumidor y/o de espectáculos públicos puedan imponer sanciones administrativas contundentes a todas aquellas empresas que se lucren con la reventa de entradas.

La asociación también solicita que la legislación permita expresamente la reventa entre particulares en los casos en que no exista ánimo de lucro, de manera que si un usuario adquiere una entrada y por determinadas circunstancias no puede asistir al evento, pueda venderla a otra persona al mismo precio al que la adquirió.

En su informe, FACUA pone de manifiesto que la inmensa mayoría de normas en materia de espectáculos ha quedado obsoleta ya que no contempla el fenómeno de la reventa online y las plataformas que se lucran con estas prácticas, ya sea revendiendo entradas o actuando como intermediarios a cambio de una comisión. Aunque generalmente las normas autonómicas prohíben la reventa no autorizada, la asociación considera necesario que estas prácticas sean consideradas infracción muy grave para que puedan imponerse sanciones de mucha mayor cuantía.

Ya somos 226.866