Marea Blanca en Sevilla critica el control de bajas médicas de la Junta por darle primacía a las mutuas

La plataforma, en la que participa FACUA Sevilla, rechaza el sistema instaurado en el que se marginan las competencias del médico de familia para la evaluación de los pacientes con incapacidad temporal.

Marea Blanca en Sevilla critica el control de bajas médicas de la Junta por darle primacía a las mutuas

Marea Blanca en Sevilla, plataforma en la que participa FACUA Sevilla, critica el procedimiento instaurado por la Junta de Andalucía en las inspecciones sanitarias de las Unidades de Valoración Médica de Incapacidades (UVMI), dependientes de la Consejería de Salud, para controlar las bajas médicas.

La plataforma señala que desde la subdirección médica se están llevando a cabo unas "actas de valoración conjunta con mutuas" en las que médicos de las mismas se reúnen semanalmente con algunos inspectores de las UVMI para evaluar los procesos de bajas por enfermedad de los pacientes, concretándose dichas sesiones en la resolución de altas médicas a propuesta de las mutuas.

Estas altas médicas se suelen dar sin el reconocimiento previo del trabajador, ni estar presente, al igual que sin contar con la participación real y efectiva de su médico de familia.

La plataforma advierte de que este procedimiento puede constituir un auténtico fraude de ley pues, según establece el Decreto 625/2014, en su artículo 5.1., "los partes de alta médica en los procesos derivados de contingencias comunes se emitirán, tras el reconocimiento del trabajador, por el correspondiente facultativo del servicio público de salud".

Por otra parte, Marea Blanca en Sevilla señala que el papel de la Inspección en su relación con este proceso y con el médico de familia queda fijado en el artículo 6.2., que señala que "las propuestas de alta de las mutuas se dirigirán a las unidades de la inspección médica del servicio público de salud, quienes las remitirán inmediatamente a los facultativos o servicios médicos a quienes corresponda la emisión de los partes médicos del proceso". Y añade que "estos facultativos deberán pronunciarse bien confirmando la baja médica, bien admitiendo la propuesta, a través de la expedición del correspondiente parte de alta médica".

Marea Blanca en Sevilla señala que con el procedimiento que está propiciando la Junta se hace prevalecer los criterios de las mutuas patronales, se obvia los derechos de los pacientes y se puentea a los médicos de familia, que son quienes conocen los múltiples procesos, a veces no sólo el que motiva la baja por enfermedad, de los que adolecen los pacientes.

Algunos inspectores que alertan de las presiones por parte del sector empresarial para lograr que sean las mutuas patronales las que puedan dar el alta laboral a los pacientes afectados por procesos de incapacidad temporal. Quejas de los inspectores que han sido recogidas en una Proposición No de Ley presentada por la parlamentaria Inmaculada Nieto, del grupo IU, el pasado 17 de enero.

Para Marea Blanca en Sevilla, han de suprimirse estas sesiones de valoración conjunta, restablecerse los derechos de los pacientes y el papel y competencias de los médicos de familia. Al mismo tiempo, se hacen necesarias medidas de coordinación eficaces entre los organismos que controlan las bajas por enfermedad (UVMI, INSS, mutuas patronales y médicos de familia), pues la multiplicidad de citas para la valoración suponen a veces gastos y contratiempos para los enfermos que no se tienen en cuenta ni se compensan adecuadamente.

Ya somos 226.650