Izquierda Unida denuncia "favoritismo partidista de libro" por parte de la Junta de Andalucía con UCA-UCE

La consejera de Salud afirma en el Parlamento que conocía los pagos por parte de empresas como Movistar, Altadis y Caixabank antes de que saltaran a la prensa.

La parlamentaria de Izquierda Unida Andalucía Inmaculada Nieto ha denunciado este viernes en la cámara un "favoritismo partidista de libro" por parte de la Junta con la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE).

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha dado respuesta en el Parlamento a una pregunta formulada por Nieto, que le ha pedido que aclare"las medidas que va a adoptar la Consejería una vez conocidas las gravísimas irregularidades de UCA-UCE, que ha estado recibiendo dinero de empresas privadas y haciendo simultáneamente campañas a favor de esas mismas empresas".

"Actualmente no disponemos de ninguna denuncia formalmente interpuesta sobre este asunto", ha contestado Álvarez. "La información de la que disponemos es la que ha sido recogida por la prensa y en la página web de otra organización de personas consumidoras de Andalucía [en alusión a FACUA] así como también otra información anónima que ha sido recibida sobre esta cuestión y que ya estaba siendo analizada por el departamento correspondiente con anterioridad a la publicación al reportaje al que hace referencia".

En su réplica, la parlamentaria de IU ha señalado que "efectivamente, a través de Infolibre han saltado a la opinión pública estas irregularidades [cometidas] por la UCA-UCE, pero de entre todas las cosas que puede alegar la Consejería la única que no puede alegar es desconocimiento sobre su proceder irregular y gravísimo".

"No sólo estamos hablando de los favores prestados a cambio de dinero a empresas como Movistar, Altadis o Caixabank, no estamos hablando sólo de que no comunicaban a la Junta el dinero que recibían a través de una empresa pantalla a cambio de esas campañas publicitarias, como obliga el decreto que regula las asociación de consumidores", ha advertido Nieto. "Y no se comunicaban porque mientras que cobraban en secreto usando esa sociedad interpuesta, EdiUCA, la UCA-UCE aumentaba sus deudas con una larguísima lista de acreedores".

"Lo que consideramos urgente y ejemplarizante es que actúen con responsabilidad y no jueguen a dar largas, porque hay también otras irregularidades muy graves anteriores a las que han saltado a la prensa que conocen desde hace tiempo y ustedes han hecho la vista gorda", ha reclamado a la consejera la parlamentaria de IU. "De hecho, seguro que es casualidad que el presidente de la UCA-UCE fue en su día secretario de la Juventudes Socialistas de Andalucía, porque de no ser casualidad seria un caso de libro de favoritísimo partidista con dinero público inaceptable".

Cese de un jefe de servicio por no inflar las subvenciones a UCA-UCE

"La semana pasada conocimos que un ex jefe de servicio [Luis Escribano] fue cesado por la que en el año 2010 era directora general de consumo [Ana María Romero Obrero], ahora actual alcaldesa de Montoro, porque se negó a inflar indebidamente una subvención a la UCA-UCE", ha añadido Nieto, que ha recordado que esta organización tiene "una larga lista de acreedores: Hacienda, trabajadores, proveedores, la Seguridad Social y la propia junta, que nunca ha auditado esas afiliaciones que dice tener la asociación, que no está implantada en todas las provincias como obliga la legislación (es uno de los requisitos para ser reconocida como más representativa y participar en órganos consultivos), cosa de la que tampoco puede alegar desconocimiento porque tiene desde hace más de un año sin responder en la Dirección General de Consumo denuncias sobre esta cuestión. Sus directivos están cobrando dietas con cargo de la Junta, que no pueden ser embargadas por sus acreedores y que no justifican. Ustedes deben tomar medidas rápidas, ejemplarizantes y a la altura de la gravedad del asunto".

Posible expulsión del registro de asociaciones de consumidores

"Le he comentado que realmente estamos actuando de manera responsable", ha manifiestado después la consejera. "No tenemos información de una denuncia formalmente interpuesta. Sí que tenemos conocimiento y por eso estamos actuando, pero es necesario que realicemos las comprobaciones oportunas y si efectivamente se demuestra que las informaciones a las que hacen referencia sus preguntas son ciertas, pues por supuesto que se tomaran las medidas oportunas al respecto. En este caso, la UCA-UCE perdería al menos durante un periodo de tiempo de cinco años su condición de asociación de personas consumidoras y usuarias, con la suspensión de su inscripción en el registro de asociaciones y organizaciones de personas consumidoras y usuarias de Andalucía".

"Y esta situación". ha añadido Álvarez, "conllevaría la pérdida durante ese periodo temporal de los derechos y beneficios consiguientes como asociación, entre los que se encuentra poder ser beneficiaria de ayudas. Asimismo, perdería también los beneficios que ostenta en la actualidad, como formar parte del Consejo de Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía, del Consejo Andaluz de Consumo y de los consejos provinciales de Consumo". "Realmente, no hacemos la vista gorda, señoría, pero tenemos comprobar realmente esos actos y, por supuesto, si son verdad actuaremos en consecuencia, como no puede ser de otra manera".

Ya somos 225.964