A la cabeza de las subvenciones en Sevilla, Málaga y Almería

La Junta otorga 490.000 euros en 3 años a asociaciones de UCA-UCE sin comprobar si cumplen los requisitos

La Dirección General de Consumo sigue sin facilitar a FACUA las cifras de asociados que han declarado en los últimos años la Unión de Consumidores de Andalucía y sus organizaciones provinciales.

La Junta otorga 490.000 euros en 3 años a asociaciones de UCA-UCE sin comprobar si cumplen los requisitos
La Junta Directiva de UCA-UCE. En el centro, su presidente, Juan Moreno Rodríguez, junto a su secretaria general, Inmaculada Rodríguez.

La Dirección General de Consumo de la Junta entregó el año pasado más de 130.000 euros a las asociaciones provinciales de la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) sin comprobar si cumplían los requisitos mínimos de socios e ingresos por cuotas que establece la legislación para que puedan recibir subvenciones. En 2016, la cifra superó los 170.000 euros y el año anterior, los 180.000. Casi 490.000 euros en los tres últimos tres años.

El organismo que dirige Isabel Niñoles sigue sin facilitar a FACUA las cifras de socios declaradas en los últimos años por UCA-UCE y por cada una de sus asociaciones provinciales. La información fue solicitada el pasado jueves 25 de enero y se trata de datos que deben ser públicos según la normativa que regula a las organizaciones de consumidores en Andalucía.

Las asociaciones de UCA-UCE en Sevilla, Málaga y Almería estuvieron a la cabeza en la distribución de las subvenciones a las organizaciones de consumidores provinciales en 2017. Recibieron 35.631, 22.554 y 27.226 euros, respectivamente. Por su parte, la Unión de Consumidores de Córdoba obtuvo 18.596 euros, la de Huelva 14.452 euros y la de Granada 13.032 euros. En total, 131.491 euros.

En 2016, las subvenciones a las organizaciones provinciales de UCA-UCE sumaron 173.380 euros. Las Sevilla, Córdoba y Almería recibieron más subvenciones que el resto de organizaciones de sus respectivas provincias. Desglosadas por provincias, la Unión de Consumidores de Sevilla obtuvo 43.503 euros, la de Almería 35.105 euros, la de Córdoba 32.013 euros, la de Granada 22.520 euros, la de Málaga 21.751 euros y la de Huelva 18.488 euros.

En 2015, las cantidades ascendieron a 180.766 euros. La Unión de Consumidores de Sevilla obtuvo 45.259 euros, la de Málaga 34.820 euros, la de Córdoba 26.080 euros, la de Granada 21.019 euros, la de Cádiz 20.699 euros, la de Almería 15.873 euros.

Deben tener al menos 600 socios que aporten 6.000 euros

Ni la Dirección General de Consumo -que depende de la Consejería de Salud- ni sus servicios provinciales han comprobado nunca si las asociaciones alcanzaban los niveles mínimos de socios e ingresos por cuotas que establece la orden de subvenciones y decreto andaluz de 2014 que regula a las organizaciones de consumidores.

La norma plantea que para optar a las subvenciones, las asociaciones de ámbito provincial deben contar con al menos 600 socios que abonen cuotas de forma periódica. Cuotas que tienen que representar como mínimo 6.000 euros de ingresos cada año.

El mismo decreto también establece que para ser consideradas "más representativas" y acceder con ello a los órganos consultivos en representación de los consumidores, las federaciones de ámbito autonómico deben tener asociaciones en las ocho provincias y más de 10.000 socios que aporten al menos 120.000 euros anuales en cuotas periódicas.

No cumple los requisitos a nivel autonómico

La Junta tampoco ha comprobado nunca si UCA-UCE cumple los parámetros mínimos de socios e ingresos por cuotas, pero además conoce que no cuenta con asociaciones en las ocho provincias -en 2016 se disolvió la de Jaén- y pese a ello le mantiene el estatus de federación de consumidores más representativa. La entidad sigue participando en decenas de órganos consultivos y la Junta abona por ello miles de euros anuales en dietas a sus directivos. Mientras, la entidad lleva años adeudándole la devolución de 78.000 euros de subvenciones que justificó de manera irregular.

la Unión de Consumidores de Andalucía, declarada insolvente por los juzgados de lo social, debe cientos de miles de euros a trabajadores, proveedores, Hacienda, la Seguridad Social y la Junta.

FACUA Andalucía ha reclamado a la Junta la inmediata expulsión de UCA-UCE del registro autonómico de asociaciones de consumidores. En los próximos días, interpondrá una denuncia ante Consumo por sus opacas relaciones económicas con Movistar, Altadis y Caixabank -sobre las que ha publicado numerosas informaciones elogiosas- y los al menos 440.000 euros facturados a distintas empresas entre 2008 y 2014 desde una sociedad paralela, EdiUCA SL, que dejó de presentar sus cuentas al Registro Mercantil el año siguiente.

Se trata de pagos realizados en secreto y que no fueron comunicados a la autoridad de Consumo. Si una empresa abona una cantidad a una organización de usuarios o a una sociedad creada por ésta, la autoridad de consumo competente debe ser informada para monitorizar que el objetivo no es ilícito. Es decir, que no es una contraprestación por hacerle publicidad encubierta o dejar de denunciar sus abusos ni se trata de un proveedor que le devuelve una parte de la cantidad abonada por una actividad subvencionada con dinero público.

La Dirección General no da respuesta a denuncias anteriores presentadas desde 2016 por FACUA Andalucía por distintas irregularidades, entre ellas la creación de una entidad paralela que comenzó a funcionar utilizando recursos de subvenciones destinadas a UCA-UCE Cádiz.

La Junta Directiva de UCA-UCE. En el centro, su presidente, Juan Moreno Rodríguez, junto a su secretaria general, Inmaculada Rodríguez.

Ya somos 224.823