FACUA edita una guía sobre la moneda única dentro de su campaña 'El consumidor ante el euro'

Con el patrocinio de la Dirección General de Comercio, Consumo y Cooperación Económica de la Junta de Andalucía.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) está desarrollando, con el patrocinio de la Dirección General de Comercio, Consumo y Cooperación Económica de la Junta de Andalucía, una campaña informativa que lleva por título El consumidor ante el euro. Esta campaña persigue la orientación de los consumidores ante la progresiva transición de la peseta al euro que tendrá lugar en próximas fechas, e incluye la edición de una guía titulada Nace la moneda única europea, de distribución gratuita.

Asimismo, las ocho Asociaciones que integran FACUA están llevando a cabo charlas informativas sobre la implantación de la moneda única y un servicio de asesoramiento a los consumidores que quieran ampliar su información sobre ello. Además, FACUA está realizando una encuesta para conocer exactamente el nivel de información que los ciudadanos andaluces poseen sobre el tema.

La guía El consumidor ante el euro ofrece a los consumidores una serie de claves para entender el proceso por el cual se retirará de la circulación la peseta para implantar la nueva moneda, al tiempo que les facilita datos útiles acerca de las consecuencias que, sobre su vida cotidiana, tendrá este acontecimiento. Éste tendrá lugar en tres etapas. En la primera de ellas (del 1 de enero de 1999 al 31 de diciembre del 2001) el euro será ya la moneda única en la Unión Monetaria (integrada por Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Portugal), aunque no existirá aún como moneda física. Para los pagos en efectivo utilizaremos todavía la peseta.

En la segunda etapa (del 1 de enero del 2002 al 30 de junio del 2002), tanto el euro como la peseta serán de curso legal, mientras que en la última fase (desde el 1 de julio del 2002) ya no podremos utilizar la peseta para las operaciones comerciales.

FACUA advierte que los consumidores deberán estar alerta ante la falsa sensación de abaratamiento de los precios, ya que no se modificará el valor de las cosas, sino la moneda en que éste está expresado. Asimismo, en un principio resultará complicada la adaptación al regreso de los céntimos, ya que un euro se dividirá en cien cents y será necesario el manejo de decimales. A este respecto, la confusión en los primeros momentos de empleo del euro puede dar lugar a abusos por parte de algunos comerciantes que pretendan incrementar sus beneficios a costa, especialmente, de colectivos más indefensos como el de los ancianos.

El valor del euro no se conocerá hasta el 1 de enero de 1999, pero rondará las 165 ó 168 pesetas, y no podrá modificarse desde el mismo momento en que quede fijado.

Ya somos 191.113