El 30 de mayo de 2013

El Supremo rechaza que el Zaragoza indemnice con 31.000 euros a una espectadora por una lesión ocular con un balonazo

La mujer recibió el pelotazo durante el entrenamiento anterior a un partido de fútbol en el estadio de La Romareda. El alto tribunal sentencia que el club no tiene ninguna responsabilidad.

El Supremo rechaza que el Zaragoza indemnice con 31.000 euros a una espectadora por una lesión ocular con un balonazo

El Tribunal Supremo ha denegado que el Real Zaragoza SAD tenga que pagar 30.891 euros a una espectadora por la grave lesión ocular que le causó un pelotazo.

Según recoge el El Periódico de Aragón, la mujer recibió el balonazo durante el calentamiento previo a un encuentro entre el Real Zaragoza y el Athletic Club de Bilbao en el estadio de La Romareda el 30 de mayo de 2013.

Tras cinco años, el Supremo ha ratificado, al igual que la Audiencia Provincial de Zaragoza y el Juzgado de Primera Instancia número 19 de la ciudad, que el club no tiene ninguna responsabilidad, ya que quien acude a un partido "conoce y asume este riesgo" de recibir un pelotazo.

Esta espectadora se encontraba en la novena fila de la grada sur y minutos antes de que comenzara el partido recibió un fuerte balonazo en la cara. El impacto le provocó una grave lesión ocular.

El tribunal provincial argumentó que "el acudir como espectador de un partido de fútbol de un campeonato oficial, con equipos y jugadores profesionales, supone la asunción de un riesgo (...) de que por múltiples lances del juego los balones salgan despedidos hacia las gradas y golpeen a los espectadores".

En base a este razonamiento, los tribunales entienden que es indiferente que, por ser durante el calentamiento, sea más complicado para el espectador estar atento a todos los balones que circulan y se chutan desde el césped, ya que conocen que esta situación puede suceder y el calentamiento "forma parte del mismo espectáculo" que es el partido.

Según este diario, la lesionada argumentó que no había redes de protección puestas en la zona de los fondos, un elemento que en otras temporadas o partidos sí se colocaba al menos durante el calentamiento, precisamente para que el riesgo fuese mínimo.

Para los magistrados, la espectadora accidentada "no puede parapetarse en la exigencia de colocación de redes protectoras, pues tal medida, al margen de su legalidad desde el plano federativo y para competiciones oficiales, choca con el interés generalizado de los espectadores de presenciar el espectáculo sin un obstáculo, como es una red, que impide u obstaculiza el visionado del partido".

Ni las primeras instancias ni el Supremo ven ninguna responsabilidad en las lesiones por parte del club de fútbol, y le eximen de tener que pagar a la mujer por las lesiones sufridas antes del encuentro con el Athletic.

Ya somos 226.108