El Ayuntamiento de Madrid quita temporalmente a Dragados la gestión de nueve túneles de la capital

El Consistorio imputará a la empresa la reparación de aquellos que necesitan un presupuesto "relativamente bajo".

El Ayuntamiento de Madrid quita temporalmente a Dragados la gestión de nueve túneles de la capital
Uno de los túneles de Madrid. | Imagen: Ayuntamiento de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid ha tomado temporalmente el control del contrato de concesión de mantenimiento de nueve túneles de la capital que tiene Dragados (ACS), ante las "constantes incidencias ocasionadas por filtraciones en varias de estas infraestructuras", según informaron a Europa Press en fuentes municipales.

Asimismo, el Consistorio imputará a Dragados la reparación de los túneles, que necesitan un presupuesto "relativamente bajo" que oscila entre los 10.000 y 12.000 euros hasta los 50.000 por cada trabajo de reparación "sencilla de ejecutar" y que pasa por sustituir las canaletas por las que pasa el agua por estar fisuradas o con filtraciones. Lo ha indicado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, señalando que Ayuntamiento acometerá de inmediato los trabajos, que posteriormente repercutirá a la concesionaria del mantenimiento de los túneles, si la justicia les da autorización para el secuestro puntual de la concesión.

La constructora, a su vez, ha interpuesto recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Consistorio solicitando la suspensión de las resoluciones administrativas dictadas.

Los juzgados de la jurisdicción contencioso administrativa número 6 y número 23 han dictado una medida cautelarísima de suspensión concediendo al Ayuntamiento un plazo para justificar la aplicación de secuestro temporal de la concesión.

El Ayuntamiento ha tomado esta medida después de que, en las últimas semanas, los responsables de seguridad de los túneles de la capital ordenara el cierre parcial o total y por determinados períodos de tiempo de hasta nueve túneles como consecuencia de la presencia de filtraciones de agua no reparadas o reparadas "por el concesionario, por falta de diligencia del concesionario".

"La empresa concesionaria, a pesar de los reiterados requerimientos de la Administración y de las órdenes de trabajo de los técnicos municipales, no ha ejecutado las obras de reparación necesarias para permitir el funcionamiento normal de los túneles en condiciones de seguridad", según dichas fuentes municipales.

Medida jurídica excepcional

Ante la "inactividad del concesionario y la grave perturbación al tráfico y a la movilidad de la ciudad derivada del cierre de estos pasos subterráneos que ha afectado no solo a los ciudadanos, sino al funcionamiento de los servicios esenciales de la ciudad", el área de Desarrollo Urbano Sostenible ha optado por la aplicación de "una medida jurídica excepcional prevista, para una situación de emergencia" como la descrita, tanto en el pliego de condiciones que regula el contrato concesión como en la normativa administrativa vigente.

Se trata del "secuestro puntual y temporal" de la concesión en los nueve túneles afectados para tomar el control de la situación y proceder a la reparación inmediata de las filtraciones producidas.

Para aplicar esta medida ha iniciado los debidos expedientes, uno por cada túnel, concediendo a la empresa Dragados un plazo para la ejecución de las obras de reparación.

Emergencia de ejecución

Cumplido ese plazo y verificado que la empresa concesionaria "no había ejecutado las actuaciones a las que está obligada" se ha dictado un decreto declarando la emergencia de la ejecución y la resolución de secuestro temporal de la concesión para realizar las obras de reparación necesarias y permitir la apertura de los túneles y su funcionamiento en condiciones de seguridad.

Las mismas fuentes señalan que la mayor parte de las reparaciones, consistentes en la conducción del agua filtrada por canaletas hasta el sistema de drenaje, se podía realizar como máximo en 72 horas y a un coste mínimo.

Nueve túneles

Los túneles afectados son el de Plaza Castilla (en ambos sentidos de la circulación), el de Pío XII, tanto el tubo Norte como el Sur, el de José María Soler, el de Sor Ángela de la Cruz, el de Azca (en la salida a Capitán Haya y en la entrada por la calle Basílica y anillo interior) y el túnel de la Puerta de Toledo (sentido Ronda de Segovia).

El Ayuntamiento explica que las medidas de cierre de los túneles a causa de la presencia de agua se corresponden con estrictos protocolos de seguridad y sólo pueden levantarse una vez que el concesionario realice las obras necesarias para reparar las filtraciones para devolver al túnel las condiciones de seguridad necesarias.

Dragados se hizo en 2014 con el contrato de gestión integral de infraestructuras viarias de Madrid que, según el Consistorio, incluye, entre otras prestaciones, la vigilancia, conservación, mantenimiento y acondicionamiento de las estructuras y obras de paso de las vías y espacios públicos, así como su adecuación a la normativa vigente en materia de accesibilidad y movilidad, el mantenimiento de su funcionalidad y la seguridad.

Ya somos 227.213