Ocurrió en mayo de 2016

Protección de Datos multa con 2.000 euros difundir por WhatsApp un vídeo de violencia machista en el que sale un policía

La defensa del sancionado alega que "pensó que su grabación podría ser utilizada por la victima de la agresión posteriormente en el juicio".

Protección de Datos multa con 2.000 euros difundir por WhatsApp un vídeo de violencia machista en el que sale un policía

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado con 2.000 euros a un ciudadano que grabó desde su vivienda una agresión machista en la localidad de La Font de la Figuera (Valencia) y que ha difundido a varios de sus contactos por WhatsApp.

Según recoge el diario Público, la resolución de la AEPD señala que en la grabación aparecía uno de los dos agentes de la policía local del pueblo, que resultaba claramente identificable.

La defensa del autor de esa grabación alega que "pensó que su grabación podría ser utilizada por la víctima de la agresión posteriormente en el juicio. En ningún momento esta parte fue consciente de la posible vulneración, que su conducta podría estar realizando, y únicamente pensaba en obtener un medio de prueba".

Por su parte, la AEPD considera que las alegaciones del sancionado "no pueden ser tenidas en cuenta, pues la grabación no se utilizó como medio de prueba en un Juzgado, sino que fue divulgada por WhatsApp".

El autor del vídeo asegura que nadie le advirtió de que no podía filmar imágenes de lo sucedido (aunque la Agencia considera que sí fue advertido) y subraya que tanto la agresión como la posterior intervención policial ocurrió "en la vía pública".

Asimismo, Protección de Datos subraya en su escrito que "la mera captación de imágenes de las personas o su difusión a través de WhatsApp puede considerarse un tratamiento de datos personales incluido en el ámbito de aplicación de la normativa citada". Sin embargo, matiza que hay analizar "en cada caso" si este tratamiento se efectúa sobre información relacionada a personas físicas identificadas o identificables.

La AEPD concluye que en esas imágenes hay "datos de carácter personal", por lo que se aplican de manera plena "los principios y garantías expuestas en la normativa de protección de datos de carácter personal".

"Consta acreditado que el denunciado divulgó a través de WhatsApp las imágenes de un miembro de la policía, sin consentimiento del mismo", añade la Agencia, que recuerda que la toma de imágenes sin ese consentimiento es lícito cuando su difusión se circunscribe al ámbito de la vida privada y a un uso familiar o doméstico. En este caso, no aprecia que el ámbito fuera ese.

Por ello, la Agencia ha impuesto una multa de 2.000 euros al autor de la grabación y posterior difusión de las imágenes de la agresión machista y la intervención policial, tipificada como infracción grave en el artículo 44.3, apartado b, de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Ya somos 228.698