FACUA Madrid logra que un juez anule una multa a un socio por usar supuestamente el móvil mientras conducía

La empresa encargada del vehículo, Car2Go, identificó erróneamente al conductor como el causante de la infracción, lo que le supuso la pérdida de tres puntos del carnet y una sanción económica de 200 euros.

FACUA Madrid logra que un juez anule una multa a un socio por usar supuestamente el móvil mientras conducía

FACUA Madrid ha conseguido que el magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 23 de la provincia estime el recurso presentado por los servicios jurídicos de la asociación y anule una multa a un usuario de la empresa de alquiler de vehículos Car2Go Iberia SL por conducir utilizando los auriculares de su dispositivo móvil.

Pedro G.C, socio de FACUA Madrid, recibió en su domicilio una notificación del Ayuntamiento de la ciudad en la que le sancionaban por utilizar "manualmente pantallas, navegadores, dispositivos de telefonía, sistemas de comunicación o de detección de radar". Esta multa acarreaba la pérdida de tres puntos del carnet de conducir y una sanción económica de 200 euros.

El afectado decidió reclamar el error cometido, puesto que el día de la infracción no había contratado los servicios de la empresa, y puso su caso en manos de FACUA Madrid. De inmediato, el equipo jurídico de la asociación realizó las gestiones oportunas para defender los intereses del usuario. Ante la resolución negativa de la Administración, la asociación decidió plantear recurso ante el Tribunal Contencioso-Administrativo.

El juez consideró que las facturas y la lista de los servicios utilizados aportados justificaban el argumento del usuario de que no conducía el vehículo cuando se le impuso la sanción, además de que el agente no entregó en mano la multa "por riesgo de obstaculizar la circulación". El juez, además, consideró que "el titular del vehículo es quien tiene el deber de identificar al conductor responsable de la infracción" según establece la normativa.

Finalmente, el magistrado ha desestimado la sanción económica del Ayuntamiento de Madrid y la correspondiente pérdida de tres puntos de carnet del usuario. La sentencia, además, condena en costas a la Administración y no cabe recurso contra la misma.

Además, según el articulo 66 bis de la misma ley, la empresa debe entregar los bienes "sin ninguna demora indebida y en un plazo máximo de 30 días naturales a partir de la celebración del contrato" y, en caso de no hacerlo, el consumidor tiene derecho a resolver el contrato, en cuyo caso "el empresario deberá proceder a reembolsar, sin ninguna demora indebida, todas las cantidades abonadas por el consumidor".

Ya somos 228.190