FACUA advierte que la prevención de la gripe aviar requiere precauciones al comer, cocinar y manipular tanto aves como huevos

Los virus H5N1 se destruyen a altas temperaturas, por lo que estos alimentos deben ser cocidos hasta que todas las partes alcancen una temperatura interna de al menos 70º C.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte que la prevención del contagio de la gripe aviar al hombre requiere una serie de precauciones al comer, cocinar y manipular tanto aves como huevos, dada la incertidumbre sobre cuándo llegará a España o a otros países desde los que se importan estos productos o derivados.

FACUA recomienda que estos alimentos sean cocidos hasta que todas las partes alcancen una temperatura interna de al menos 70º C, ya que los datos científicos disponibles señalan que los virus H5N1 (la cepa más peligrosa de la gripe aviar) se destruyen a altas temperaturas. La carne no debe estar rosada ni la clara o la yema del huevo resbalosa o líquida. En este sentido, hay que evitar el uso de huevos crudos o apenas hervidos en la preparación de alimentos que no serán cocinados, como por ejemplo salsa mayonesa.

En cuanto a la manipulación de los alimentos, debe separarse la carne cruda de la cocida o lista para comer a fin de evitar la contaminación. No hay que usar el mismo cuchillo o tabla ni colocar la carne cocinada en el mismo plato o superficie donde estaba antes de serlo.

Tras la manipulación, hay que lavar totalmente con jabón las manos, superficies y utensilios que han estado en contacto con carne y huevos crudos o poco cocidos. Hay que tener en cuenta que el virus puede encontrarse en todas las partes de un animal infectado así como en el interior y la cáscara de los huevos.

Y es que aunque según la OMS, "todas las pruebas existentes hasta ahora indican que los virus H5N1 no se propagan fácilmente de las aves al ser humano", "se considera que la principal vía de infección humana es el contacto directo con aves de corral infectadas o con superficies y objetos contaminados por sus heces" y "el riesgo de exposición se considera especialmente elevado durante el sacrificio, desplume, despiece y preparación culinaria de las aves de corral. No hay pruebas de que las aves de corral o sus productos constituyan una fuente de infección, siempre que sean bien cocinados" (documento de 13 de octubre de 2005).

Las recomendaciones de FACUA han sido elaboradas sobre la base de las planteadas por la Organización Mundial de la Salud y la Red Global de Seguridad Alimentaria (Infosan), liderada por el Gobierno español en colaboración con la OMS y que cuenta con el respaldo de más de un centenar de países.

Ya somos 198.058