La Junta expulsa a UCA-UCE de sus órganos consultivos pero no del registro de asociaciones de usuarios

La Dirección General de Consumo ha adoptado "la medida provisional de suspender, de manera cautelar" su condición de federación de consumidores "más representativa".

La Junta expulsa a UCA-UCE de sus órganos consultivos pero no del registro de asociaciones de usuarios
El presidente de UCA-UCE, Juan Moreno Rodríguez, durante una comparecencia en el Parlamento de Andalucía.

La Dirección General de Consumo ha expulsado a la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) de todos los órganos consultivos de la Junta en los que representaba a los usuarios al suspender de forma cautelar su condición de federación de usuarios "más representativa". Sin embargo, el organismo de la Consejería de Salud mantiene aún a la entidad que preside el ex secretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía Juan Moreno Rodríguez en el registro andaluz de asociaciones de consumidores pese a haber cobrado de empresas cientos de miles de euros de forma opaca a través de una sociedad instrumental.

Este mes de marzo, Consumo ha acordado iniciar un procedimiento de revocación de la condición de federación de consumidores "más representativa" a UCA-UCE con el argumento de que ya no cuenta con asociaciones en las ocho provincias andaluzas. En dicho acuerdo, ha tomado "la medida provisional de suspender, de manera cautelar, esa condición", lo que le fue notificado el pasado 6 de marzo. Esto implica su salida de decenas de órganos consultivos de ámbito autonómico y provincial.

La decisión de la Dirección General de Consumo ha sido adoptada pocos días después de que las uniones provinciales que formaban parte de UCA-UCE en Huelva y Sevilla le comunicasen su salida de dicha federación. La normativa que regula a las organizaciones de consumidores en Andalucía establece que las federaciones de consumidores consideradas "más representativas" deben contar con asociaciones en las ocho provincias andaluzas.

Denuncias de FACUA

Antes de que la Junta decidiese esta expulsión exprés de UCA-UCE de los órganos consultivos por las bajas de sus asociaciones en Huelva y Sevilla, FACUA Andalucía ya había denunciado la disolución de la organización de Jaén, que se produjo a finales de 2016. El propio Servicio de Consumo de la Junta en esa provincia constató a lo largo del año pasado que la entidad no estaba operativa y así lo recoge la memoria del Consejo Provincial de Consumo. Pese a ello, la Dirección General de Consumo decidió pasarlo por alto y se negó a dar respuesta a la denuncia, como tampoco a otra de hace dos años por las graves irregularidades cometidas por UCA-UCE Cádiz.

La medida adoptada ahora por Consumo se produce tras los escándalos que están trascendiendo desde comienzos 2017 a los medios de comunicación. Estos provocaron que el pasado 2 de febrero la consejera de Salud, Marina Álvarez, compareciese en el Parlamento a petición de Izquierda Unida.

Las gravísimas irregularidades cometidas por dicha organización incluyen los cobros opacos de cientos de miles de euros procedentes de empresas por parte de una sociedad instrumental, EdiUCA SL. Entre ellas, firmas como Movistar, Altadis y Caixabank, sobre las que UCA-UCE ha venido publicando numerosos estudios e informaciones elogiosas. Prácticas que nunca fueron notificados a la Junta y que según la legislación estatal y autómica implican la expulsión del registro de asociaciones de consumidores.

Sigue en el registro de asociaciones de consumidores

Tras la comparecencia de la consejera de Salud en el Parlamento, el Gobierno andaluz no ha hecho pública más información sobre la investigación abierta a UCA-UCE, que el año pasado fue declarada insolvente por los juzgados de lo Social y adeuda cientos de miles de euros a sus ya ex trabajadores, proveedores, Hacienda, la Seguridad Social y la propia Junta -78.000 euros de subvenciones que debe reintegrar por irregularidades en su justificación-.

FACUA Andalucía sigue reclamando a la consejera Álvarez que proceda a dicha expulsión y prohíba a UCA-UCE continuar presentándose públicamente como una organización no lucrativa de defensa de los consumidores. La consejera de Salud reveló en el Parlamento que la Junta había recibido una "información anónima" sobre los pagos secretos de empresas a EdiUCA SL y que "ya estaba siendo analizada por el departamento correspondiente con anterioridad a la publicación del reportaje" de Infolibre que los destapó en enero.

Información engañosa en su web

A día de hoy, UCA-UCE sigue asegurando en su página web que cuenta con asociaciones en las ocho provincias andaluzas -pese a que ya no existe la de Jaén y se han dado de baja las de Huelva y Sevilla- y que "está presente en numerosos órganos de consulta y participación de ámbito autonómico". La web también intenta captar socios con el reclamo del envío de una revista bimestral que UCA-UCE dejó de editar hace ya dos años.

Pese a la expusión de los órganos consultivos, los representantes de UCA-UCE siguen acudiendo a sus reuniones. El pasado 7 de marzo, un día después después de que la Dirección General de Consumo le notificara su expulsión, el presidente de UCA-UCE participó en el Pleno del Consejo Andaluz de Comercio. Este mismo lunes 12 de marzo, uno de sus miembros se presentó a una reunión del Grupo de Trabajo de Precios Públicos del Consejo de las Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía.

El Consejo de las Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía, uno de los órganos de los que ha sido expulsada UCA-UCE, ha notificado este lunes a todos sus miembros el acuerdo adoptado por la Dirección General de Consumo.

Ya somos 228.744