FACUA acude al Portal de Transparencia ante la opacidad de la Junta sobre los jamones retirados

La ley andaluza de protección de los consumidores obliga a facilitar los datos de los productos retirados del mercado por su peligrosidad.

FACUA acude al Portal de Transparencia ante la opacidad de la Junta sobre los jamones retirados

Ante la opacidad de la Junta de Andalucía sobre los productos afectados en el fraude de jamones y embutidos caducados, el secretario general de FACUA Andalucía, Rubén Sánchez, solicitó la semana pasada a través del portal de transparencia la relación de productos que han sido objeto de retirada del mercado a lo largo de todo 2018, entre ellos obviamente, aquellos decomisados en Granada.

En su escrito, Sánchez ha reclamado información acerca de "todos los datos relativos a las marcas de productos y servicios sobre los que las administraciones de Consumo y/o Salud de la Consejería de Salud han desarrollado en los tres últimos años, incluido lo que va de 2018, retiradas del mercado". Asimismo, de las "órdenes de retirada a sus fabricantes, vendedores y/o distribuidores como consecuencia de su riesgo o peligrosidad".

FACUA Andalucía recuerda que la oficina de atención al consumidor de la Junta, que depende de la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud, está obligada por la Ley de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, en su artículo 20.3.g, a facilitar a los consumidores, así como a sus asociaciones, los datos referentes a los productos "que se encuentren suspendidos, retirados o prohibidos por su riesgo o peligrosidad".

Por ello, la federación critica que la Consejería de Salud continúe con el secretismo ante el fraude de los 10.700 jamones y embutidos intervenidos por la Guardia Civil en un polígono industrial de Fuente Vaqueros (Granada) y exige que haga públicas todas las marcas implicadas en el asunto.

La Consejería de Salud ha facilitado al diario economíadigital.es una relación parcial de las marcas implicadas en esta retirada: Jamones Nicolau, Embutidos Caseros Collbul y Embutidos Caseros Collell. Aunque no proporciona el resto de nombres al indicar que los ampliarán "en los próximos días".

Una información sesgada que la federación considera inaceptable y señala que la Consejería debería haber hecho pública la relación completa de las marcas implicadas y no una versión parcial. Por ello, reclama a Salud que haga pública la lista completa de aquellas que están afectadas por el presunto fraude y el decomiso, así como explique los motivos por los que facilita esta información parcial.

Ahora la Junta niega que se hayan incinerado

Según informa el diario economíadigital.es, tras el silencio que había guardado la Junta de Andalucía después de que la Guardia Civil de Granada anunciase que se había destruido la mercancía sin la autorización judicial, el Gobierno andaluz desmiente ahora la versión aportada por la benemérita.

La Junta señala que toda la información de las inspecciones ha sido trasladada al organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, que deberá decidir si amplía la alerta sanitaria.

FACUA Andalucía exige a la Junta que dé explicaciones sobre el hecho de que la Guardia Civil anunció que se había producido la incineración de los productos objeto de decomiso y ahora la Consejería de Salud ha dicho al medio Economía Digital que no se había realizado así. La federación reclama conocer definitivamente qué productos sí fueron incinerados y cuáles no, además de que solicita a la Junta que explique los motivos.

A día de hoy la información que aparece en la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad, Consuo y Bienestar Social, sobre los productos retirados (sin contar los implicados en Andalucía) es: Jamón Bodega Alto de Aitana, Jamón Bodega Sierra Gorda, Aire de Mariola, Serranía de Ameta, El Galán, Jamones Croval, Don Enrique y Oro la Ermita.

Ya somos 225.965