El 66% de las reclamaciones de los catalanes en FACUA estuvieron provocadas por los fraudes bancarios

FACUA Catalunya continuó creciendo en 2017, que cerró con 22.437 socios, un 12% más que el año anterior.

El 66% de las reclamaciones de los catalanes en FACUA estuvieron provocadas por los fraudes bancarios

El 66% de las reclamaciones planteadas por los consumidores catalanes en FACUA durante el último año estuvieron provocadas por los fraudes de la banca. El segundo puesto en el ranking del fraude fue para el de la automoción, con el 10,3%, debido a las denuncias contra el grupo Volkswagen por el dieselgate. En tercer lugar, las telecomunicaciones, que fueron objeto del 7,6% de las denuncias (ver el balance aquí).

FACUA Catalunya continuó creciendo en 2017 y cerró el ejercicio con 22.437 socios, un 12% más que el año anterior. De ellos, 3.927 son asociados de pleno derecho, que aportan una cuota anual, y 18.510 adheridos, que no abonan cuota.

Las reclamaciones abiertas el año pasado por FACUA en Cataluña alcanzaron la cifra de 1.125. En cuanto a las consultas planteadas por los catalanes para asesorarse sobre sus derechos, fueron un total de 5.409. Se trata de peticiones de asesoramiento planteadas en el teléfono de FACUA Catalunya, 931 402 985, en su sede central en Barcelona, en Carrer de Leiva 25,, sus delegaciones territoriales en Tarragona y Girona, así como en la web FACUA.org y el Teléfono del Consumidor de FACUA a nivel estatal, 688 954 954.

La Generalitat no actúa ante los fraudes masivos

FACUA Catalunya critica la falta de actuaciones de las autoridades con competencia en protección de los consumidores a nivel estatal y autonómico ante los gravísimos fraudes que se vienen produciendo estos últimos años. La pasividad de las administraciones obliga a judicializar los fraudes masivos.

En este sentido, la asociación denuncia la escandalosa pasividad de la Agencia Catalana del Consumo de la Generalitat ante fraudes como el dieselgate y la cláusula suelo. FACUA Catalunya critica también que Consumo no hace públicas las multas impuestas cada año a empresas que cometen irregularidades con los consumidores, una falta de transparencia que beneficia a los defraudadores.

Los principales motivos de las denuncias

Las reclamaciones de catalanes abiertas por los equipos jurídicos de FACUA contra bancos y entidades financieras representaron el 66,0% del total, fruto de la avalancha de denuncias por los fraudes de la cláusula suelo y la imposición al consumidor del pago de los gastos de la formación de la hipoteca. Aumentaron en nada menos que 64 puntos porcentuales sobre el año anterior, cuando supusieron el 1,7%.

El grupo Volkswagen volvió a protagonizar un elevado porcentaje de denuncias, hasta tal punto que provocó que el sector del automóvil se situase en segunda posición, con el 10,3%. Durante el último año, cientos de conductores continuaron solicitando a FACUA que los represente en la causa penal abierta en la Audiencia Nacional por el dieselgate -a día de hoy ejerce la actuación en nombre de 7.192 afectados-. En 2016, el fraude de la multinacional alemana situó al sector a la cabeza de las denuncias de los consumidores catalanes, con el 74,2%.

En el caso del tercer sector del ranking, el porcentaje de reclamaciones contra compañías de telecomunicaciones en la Cataluña representó el 7,6%. Junto a las subidas fraudulentas de tarifas aplicadas por las principales compañías, destacaron las denuncias por incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia. Asimismo, el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta son otras de las quejas planteadas por los usuarios.

El cuarto sector en porcentaje de reclamaciones fue el de los transportes, fundamentalmente el aéreo. Las quejas, que representaron el 4,1%, estuvieron motivadas principalmente por la negativa de las aerolíneas a pagar a los pasajeros las compensaciones que establece la legislación comunitaria ante cancelaciones y grandes retrasos, así como el abono de la comida y el alojamiento cuando resulta necesario.

En quinto lugar en el ranking de quejas de los catalanes se situaron tanto el sector energético como el de la ropa y los productos del hogar, ambos con el 2,0%.

Las reclamaciones contra compañías de electricidad y gas estuvieron motivadas principalmente por irregularidades en las facturas y fraudes en la contratación. Los engaños de los comerciales que visitan a los realizan visitas puerta a puerta continúan a la orden del día, provocando el cambio de compañía o de la tarifa contratada. Lo hacen con reclamos que van desde una tarifa supuestamente más barata que en realidad encarece los recibos hasta pìdiendo la firma del usuario para para aprobar una ficticia reparación del contador y que en realidad no es más que un nuevo contrato.

En cuanto a las quejas por problemas con prendas de vestir y productos para el hogar, las causas fueron sobre todo la negativa de los comercios a asumir sus obligaciones en materia de garantías ante productos con defectos de origen.

Ya somos 225.963