FACUA denuncia a Aqualia Mérida por el uso de líneas 902 en su servicio de atención al cliente

La asociación pide al Instituto de Consumo de Extremadura que sancione a la empresa municipal de agua por incumplir la normativa que prohíbe el uso de líneas con un coste superior a la tarifa básica.

FACUA denuncia a Aqualia Mérida por el uso de líneas 902 en su servicio de atención al cliente

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a la empresa Aqualia Mérida, concesionaria del servicio municipal de aguas de la ciudad, entre otras muchas localidades españolas, por el uso de líneas 902 en su servicio de atención al cliente. La asociación, a través de su delegación territorial en Extremadura, ha tenido conocimiento de que la empresa pone a disposición de los usuarios hasta tres números con dicho prefijo.

FACUA, por tanto, se ha dirigido al Instituto de Consumo de Extremadura, dependiente de la Consejería de Salud, para pedirle que abra un expediente sancionador a Aqualia por el uso de líneas 902, algo contrario a la legislación española. Así, la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios recoge en su artículo 21 que "en caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor un coste superior a la tarifa básica".

El Plan Nacional de Numeración considera en su Guía práctica del usuario que los números inteligentes, como los 902, "están atribuidos a los servicios de tarifas especiales", por lo que se puede inferir que no están incluidos en lo que se entiende por tarifa básica. Además, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea también recogió en una sentencia de marzo de 2017 que el concepto de tarifa básica "debe interpretarse en el sentido de que el coste de una llamada a una línea telefónica de asistencia operada por un comerciante, en relación a un contrato celebrado, no puede exceder el coste de una llamada a una línea teléfonica fija geográfica o móvil estándar".

Los teléfonos 902, además de estar considerados números de tarificación especial, suelen tener un coste superior a una llamada estándar a fijo o móvil, por lo que su uso vulneraría tanto la normativa española como la jurisprudencia europea. FACUA, por tanto, ha presentado denuncia ante el Instituto de Consumo de Extremadura y pide a la administración de la comunidad que abra un expediente sancionador a Aqualia por el uso de dichos números. Además, también ha solicitado a la empresa que elimine cualquier teléfono de tarificación especial de su página web.

FACUA anima a los usuarios que se hayan visto afectados por estas tarifas a que reclamen el dinero a la compañía. Hasta el momento, la asociación ha presentado alrededor de un centenar de denuncias a empresas de diversos sectores por el uso de números 902. Además, FACUA también tiene una campaña a nivel nacional llamada #Stop902 donde los consumidores pueden denunciar el uso de estas líneas.

Ya somos 224.030