FACUA considera un juego de trileros la propuesta de bajar la luz a cambio de subir carburantes e IVA

La medida planteada por un comité de expertos del Gobierno sugiere aumentar el precio del gasóleo un 28%, del gas un 6% y de la gasolina un 2% a cambio de reducir el de la electricidad un 6,8%.

FACUA considera un juego de trileros la propuesta de bajar la luz a cambio de subir carburantes e IVA

El portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, considera un "juego de trileros" la propuesta de bajar un 6,8% el precio de la electricidad a cambio de una subida del IVA y del precio de los carburantes, que sería de un 28% para el gasóleo, un 2% para la gasolina y un 6% para el gas consumido en los hogares.

FACUA denuncia que estas medidas son un caramelo envenenado y critica que la subida de impuestos en carburantes perjudicará a aquellos consumidores que menos tienen, ya que son los que utilizan de forma mayoritaria vehículos que consumen combustibles fósiles. "Al final la balanza no queda equilibrada, ya que la mínima bajada de la luz no compensa la subida de costes que supone el aumento del IVA y del precio de los carburantes", afirma Sánchez.

La propuesta parte de un comité de expertos seleccionado por el Gobierno para trabajar en una reforma fiscal de estos sectores, con el objetivo de disminuir los combustibles fósiles y promover la energía eléctrica. Para Sánchez, "el gobierno del PP ha elegido un grupo de expertos de ideología conservadora que no apuesta precisamente por la intervención estatal sobre los oligopolios para frenar sus abusos" y acusa al Ejecutivo de "no querer tocar al sector energético y seguir permitiéndoles que especulen con la luz".

El portavoz de la asociación considera que la única medida indispensable que debería tomar el Gobierno es la de intervenir el sector eléctrico. De esta forma podría impedirse que "el lobby de las eléctricas consiga beneficios milmillonarios a costa de los derechos de los ciudadanos", asegura. Sánchez también critica la propuesta, incluida en el informe, de alargar la vida de las centrales nucleares otros cuarenta años. "Un nuevo regalo que hace el gobierno al sector energético, en lugar de potenciar las energías limpias y renovables", concluye.

El informe planteado por el comité de expertos, seleccionado por el Ministerio de Energía, plantea la subida de los impuestos en los combustibles para cumplir, dicen, con la obligación de España de tener un 20% de su energía como renovable. Según los expertos, esto pasa por ir eliminando progresivamente los carburantes para ir sustituyéndolos por energía eléctrica, por lo que también proponen como contrapartida una bajada en el precio de la luz. La agricultura, la industria en el exterior y los conductores profesionales serían los únicos exentos de asumir esta subida en el precio de los combustibles.

Ya somos 224.030