Llamar desde fijo a un operador móvil español cuesta hasta cinco veces más que a numerosas compañías celulares extranjeras

FACUA denuncia que el origen de las elevadas tarifas de la telefonía móvil está en los desorbitados precios de interconexión que la CMT autoriza a Movistar, Vodafone y Amena, hasta un 275% por encima de los límites establecidos en la directiva europea que los regula.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que las tarifas de interconexión que cobran las compañías de móviles españolas son tan elevadas que llamar desde fijo a Movistar, Vodafone y Amena cuesta ya considerablemente más caro que hacerlo a móviles de otros muchos países.

Con el nuevo Plan de Precios 11 de Telefónica de España, autorizado el 5 de octubre por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y denominado comercialmente Tarifa Mini Internacional, llamar a un móvil chino cuesta 0,04 euros por minuto más IVA, mientras que hacerlo a una compañía de móvil española cuesta entre 0,1140 y 0,1850 euros por minuto (según horario y destino), hasta cinco veces más caro, más un coste de establecimiento de 0,0685 euros.

Con el citado plan de precios para llamadas internacionales, que sólo implica el pago de una cuota mensual de 3,00 euros, las conversaciones no tienen coste de establecimiento y además se facturan por segundos, frente al redondeo del primer minuto que se aplica cuando se llama desde fijo a los móviles españoles. Así, si salta el buzón de voz del usuario de telefonía móvil chino y se cuelga, ese par de segundos sólo supondrá 0,0013 euros al cliente de Telefónica, frente a los 0,2535 euros que le costarían si la llamada se dirigiese a Amena en horario normal.

El de las llamadas a China no es ni mucho menos un ejemplo aislado. Así, llamar a un móvil de Puerto Rico cuesta 0,06 euros por minuto, y hacerlo a uno de Chile o Colombia, 0,10 euros. De hecho, el precio por minuto de las llamadas a diecisiete países es más bajo que el de las dirigidas a Movistar, Vodafone o Amena en todos o algunos de los horarios y destinos.

El origen de esta situación está en que las tarifas de interconexión que paga Telefónica a numerosos operadores extranjeros por terminar las llamadas en sus redes están muy por debajo de las que aplican las compañías de móviles en España. Así, dichos precios medios de interconexión, que resultan "de la aplicación de acuerdos bilaterales con los operadores de los países destino" y son facturados por segundos, ascienden en los cinco casos más económicos a 0,0137 euros por minuto en las llamadas a Argentina, 0,0170 euros a Chile, 0,0171 a Perú, 0,0189 a Estonia y 0,0193 euros a China.

Por su parte, el precio de interconexión que cobra su filial Movistar es de nada menos que 0,1283 euros por minuto (hasta un 837% por encima), el de Vodafone, 0,1315 euros (hasta un 860%), y el de Amena, 0,1517 euros (hasta un 1.007%); tarifas que además implican el cobro el primer minuto completo aunque las llamadas duren menos y que son fruto de resoluciones emitidas en octubre del año pasado por CMT.

El motivo de que las tarifas de interconexión de las compañías de móviles sean tan elevadas es que están hasta un 275% por encima de costes, cuando la legislación europea establece de que deben estar orientadas a costes. De hecho, FACUA ha presentado este mes de septiembre una denuncia contra la CMT ante la Comisión Europea por autorizar unos precios de terminación totalmente desproporcionados que vulneran la Directiva 97/33/CE y el Real Decreto 1.651/1998, de 24 de julio, provocando las elevadísimas tarifas que pagan los usuarios finales por llamar desde y hacia móviles.

FACUA considera escandaloso que pese a la existencia de un organismo regulador que debe garantizar la transparencia y la orientación a costes de las tarifas de interconexión de los operadores móviles españoles, éstas sean desproporcionadamente más caras que las negociadas por Telefónica con compañías extranjeras.

Tomando como referencia la última contabilidad de costes de Movistar que ha hecho pública la CMT, relativa a 2003, sus tarifas máximas de interconexión tendrían que bajar un 73,3% para orientarse a costes. Una cifra que FACUA estima incluso conservadora ya que cada año, el margen de ingresos por encima de costes viene creciendo de forma espectacular debido a dos factores: los costes disminuyen considerablemente (de 2002 a 2003 lo hicieron en un 19,7%) y la CMT impone bajadas ridículas en las tarifas de interconexión.

Con esa bajada para orientarse a costes, las tarifas de interconexión que cobra Movistar pasarían de los 0,1283 euros por minuto actuales a 0,0343 euros/minuto. En el hipotético caso de que Telefónica de España repercutiese esa bajada media de 0,0940 euros/minuto en las tarifas que aplica a los usuarios finales por las llamadas con destino a Movistar, éstas costarían una media de 0,04 euros por minuto. Curiosamente, el mismo precio por minuto que aplica por llamar a China.

Ya somos 191.231