Rubén Sánchez: "No nos pueden incluir en el registro de morosos si estamos discutiendo la supuesta deuda"

Este lunes 9 de abril, el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, ha intervenido en el programa Más Vale Tarde, de La Sexta para hablar sobre los riesgos de los créditos al consumo y sobre las listas de morosos.

Sánchez ha indicado que "hay créditos al consumo al 7%, al 8%; pero también al 1.000% y al 2.000%. Hay muchas entidades de esos conocidos como créditos rápidos que nos plantean que por 300, 600 o 1.200 euros va a ser muy fácil devolver el dinero, según dicen; pero luego el tipo de interés que aplican es una auténtica burrada. Todo un disparate".

"Hay que tener muchísimo cuidado, no solo ya con la letra pequeña, sino con no leer las condiciones, con acudir solo a lo que nos va a representar la cuota mensual sin pensar que van a ser muchísimos meses los que vamos a estar devolviendo esa pequeña cantidad de dinero que pidamos", ha añadido.

En referencia a los riesgos que presentan estos créditos, el portavoz de FACUA ha remarcado que "lo primero es pensar en la cuota que vamos a pagar y no reflexionar sobre el número de meses o años que vamos a estar pagando esa cuota. Hasta el infinito. Lo segundo sería mirar solamente el tipo de interés aplicable y no valorar un concepto importantísimo, que es el TAE, que reúne más elementos que implica el préstamo, como por ejemplo una posible comisión que nos cobrarían por la apertura del mismo. Otra cosa también importante a mirar es, sobretodo si no vamos a pagar siempre de inmediato, cuántos nos intentan penalizar por el retraso en el pago. Aquí hay prácticas fraudulentas porque un crédito al consumo nunca puede tener un castigo digamos por no pagar a tiempo que esté dos puntos porcentuales por encima del tipo de interés que teníamos. Hay entidades que aplican una cantidad muy superior. Es ilegal. Es denunciable, pero mucha gente no reclama, no lo sabe y paga esa auténtica desmesura en comparación con la cuota convencional".

Rubén Sánchez ha recordado que "cualquier entidad de crédito está encantadísima de que nos retrasemos en el pago porque eso implica penalizarnos con la salvaguarda de que, por ejemplo, si teníamos un crédito al 10%, como mucho nos podrían aplicar un 12% por el retraso; peor ya es dinero de más el que está ganando".

En su reflexión, Sánchez plantea que "si tenemos problemas para llegar a fin de mes, ¿cómo vamos a pedir 600 euros de préstamo? Vamos a tener un pago más dentro de la larga lista de recibos que estamos abonando mes a mes, y eso puede ponernos más aún en riesgo y provocar que un mes no tengamos la capacidad de abonar la cantidad, nos penalicen. Así entramos en una espiral realmente peligrosa".

Listas de morosos

En cuanto a la inclusión de los usuarios en los ficheros de morosos, el portavoz de la asociación ha señalado que "hay que reaccionar rápidamente. Una vez tengamos conocimiento, hay que presentar las correspondientes denuncias. Hay quien acaba en los tribunales en casos especialmente gravosos. ¿A quién se denuncia? Tanto a la empresa que ha originado que nos incluyan en el listado de morosos como a la empresa de gestión de créditos, de gestión de esos pagos que también haya llevado a cabo prácticas para que hayamos acabado en ese fichero".

"En el caso de la última sentencia del Supremo, vemos un elemento interesante que viene a consolidar el criterio que venimos defendiendo desde hace muchísimos años desde FACUA, la Agencia Española de Protección de Datos… Y es que la entidad puede decir que tenemos una deuda, nosotros reconocer que existe, pero de menor cuantía, y si estamos discutiéndola y estamos planteándole a la compañía de telefonía que no debo 200 euros, por ejemplo, sino 40 euros, no me pueden incluir en el registro de morosos y si lo hacen estarían vulnerando la legislación, es algo sancionable y podría dar lugar a una indemnización de miles de euros", ha añadido.

Rubén Sánchez ha subrayado que "una cosa es que exista una deuda, y yo como usuario lo puedo reconocer, y otra cosa es que la deuda no sea tan elevada como dice la entidad a la que le debo el dinero. Si está en discusión, lo primero que debo hacer es discutirlo por escrito. Dejar claro en una reclamación que no voy a pagar una cantidad que no es correcta, pero que sí pagaré la cantidad que realmente debo".

Por último, Sánchez ha manifestado que "las grandes empresas de telecomunicaciones de este país han tenido carteras de deudas históricas, de hace muchísimos años, de miles y miles de clientes que supuestamente debían una cantidad de dinero, no siempre ha sido así, y lo que han hecho es venderle la deuda a otra empresa…Imaginemos que tiene una cartera de deuda de 100 millones, llega un tercero y dice ‘oye, yo por 10 millones te compro todo eso’, me convierto en el acreedor, acudiré a esos consumidores, sabré que un pequeño porcentaje va a terminar pagando, pero me va a resultar rentable. Eso encima lo que genera es un perjuicio añadido".

Ya somos 224.924