FACUA Sevilla denuncia al gimnasio Hammer Fitness por un anuncio que usa como reclamo una mujer en ropa interior

El cartel, además, anuncia una promoción de invitaciones a socios para "traer a una amiga", utilizando a la mujer como un objeto sexual con el que atraer a más hombres.

FACUA Sevilla denuncia al gimnasio Hammer Fitness por un anuncio que usa como reclamo una mujer en ropa interior

FACUA Sevilla ha denunciado al gimnasio Hammer Fitness por promocionar una clase mediante la imagen de una mujer en ropa interior. La asociación considera que el cartel publicitario cosifica el cuerpo de las mujeres, utilizándolas como un reclamo sexual.

La publicidad, además, promociona una serie de invitaciones a los socios para traer "a una amiga". FACUA Sevilla advierte que esta promoción únicamente tiene como objetivo utilizar a las mujeres como un mero objeto publicitario con el que atraer a más hombres.

La asociación ha solicitado al Servicio Provincial de Consumo de la Junta de Andalucía que inicie un expediente sancionador contra Hammer Fitness por la emisión de publicidad sexista y vejatoria hacia las mujeres.

El cartel publicitario de Hammer Fitness
El cartel publicitario de Hammer Fitness

 

FACUA Sevilla recuerda que esta conducta está prohibida por la Ley General de Publicidad, que establece que "es ilícita la publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución". Además, la misma normativa hace especial hincapié en que "se entenderán incluidos en la previsión anterior los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien su imagen asociada a comportamientos estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento".

FACUA Sevilla también recoge lo establecido en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que considera sancionable "las conductas discriminatorias en el acceso a los bienes y la prestación de los servicios, y en especial las previstas como tales en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres".

Esta es la segunda ocasión en la que FACUA Sevilla denuncia a este gimnasio por discriminación de género. En septiembre de 2017, la asociación ya se dirigió al Servicio de Consumo para solicitarle que expedientara a Hammer Fitness por ofertar tarifas diferentes a hombres y mujeres. Hasta la fecha, FACUA Sevilla no tiene constancia de que las administraciones hayan actuado, ya que el gimnasio sigue publicitando estas tarifas discriminatorias en sus redes sociales.

Ya somos 228.189