FACUA advierte a los consumidores de la retirada del mercado del fármaco Agreal, destinado a los trastornos de la menopausia

Varias pacientes afectados han solicitado el asesoramiento de FACUA sobre sus derechos y la posibilidad de emprender acciones contra el laboratorio.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte a los consumidores que hoy se hace efectiva la retirada del mercado del fármaco Agreal, de la multinacional farmacéutica francesa Sanofi Synthélabo, del grupo Sanofi Aventis, indicado para el tratamiento de trastornos vasomotores (sofocos y sudores) y manifestaciones psicofuncionales de la menopausia.

Agreal, cuyo principio activo es la veraliprida, se retira definitivamente del mercado por orden de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) del Ministerio de Sanidad y Consumo debido a las reacciones adversas que puede provocar en muchos casos, como depresión, ansiedad y trastornos de movilidad.

Varias pacientes afectados han solicitado el asesoramiento de FACUA sobre sus derechos y la posibilidad de emprender acciones contra el laboratorio.

Tras las numerosas denuncias de mujeres afectadas y la conclusión de que su balance beneficio-riesgo resultaba desfavorable en las indicaciones autorizadas, la Aemps decidió, el pasado 20 de mayo, suspender la comercialización de este medicamento, que se hizo efectiva el 15 de junio, fijándose un plazo de tres meses para la retirada progresiva del producto.

Según la Aemps, las pacientes que se todavía encuentren bajo este tratamiento deberán acudir a su médico para que, bajo su prescripción, se proceda a la retirada del tratamiento con veraliprida a través de la reducción paulatina de las dosis o mediante tratamientos alternativos.

Asimismo, FACUA aconseja que se preste especial atención a las pacientes que tras la retirada del tratamiento padezcan síntomas de depresión, ansiedad o ataques de pánico puesto que la Agencia ha comunicado que Agreal, al ser una benzamida sustituida con actividad antidopaminérgica (la dopamina es un neurotransmisor que controla entre otras cosas el estado de ánimo), podría haber estado enmascarando sintomatología ansioso-depresiva.

En los casos anteriores, la actuación de los profesionales sanitarios debe estar dirigida a ofrecer a la paciente una alternativa terapéutica, generalmente similar a la de cualquier cuadro ansioso-depresivo incluyendo la utilización de un tratamiento farmacológico específico y, si es necesario, la derivación a atención psiquiátrica especializada.

Ya somos 203.747