Los usuarios de telefonía fija pagaron casi 200 millones de euros en 2004 por el redondeo del primer minuto en las llamadas a móviles

Las compañías de fijo imitan la estructura de tarifas de los operadores de móviles, que les facturan el primer minuto completo en las llamadas a sus redes. FACUA ha denunciado ante Bruselas que la CMT autoriza estas prácticas después de haberlas declarado ilegales en 2002.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) estima que los usuarios de telefonía fija pagaron casi 200 millones de euros extra en 2004 por el redondeo del primer minuto en las llamadas a móviles. Estas prácticas tienen su origen en las tarifas de interconexión que las compañías de móviles cobran a las de fijo por la terminación de las llamadas en sus redes, las cuales incluyen el cobro completo de los primeros sesenta segundos aunque la duración real sea inferior.

En las denuncias presentadas por FACUA en septiembre ante el Comisariado para la Sociedad de la Información y Medios de Comunicación por las irregularidades en las tarifas de las compañías de telefonía, advierte que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) autoriza estas prácticas después de haberlas declarado ilegales en 2000 y haber multado un año después a Vodafone por aplicar el redondeo del primer minuto en sus tarifas de interconexión.

FACUA denunció en diciembre de 2003 a dieciséis compañías de telefonía fija y por cable por desarrollar, en las llamadas de fijo a móviles, prácticas similares a las de Amena, Movistar y Vodafone. Las empresas denunciadas son Telefónica de España, Aló, Auna, BT Ignite, Euskaltel, Jazztel, Ono, R, Retecal, Retena, Reterioja, Spantel, Uni2, Telecable, Telecor y Tele2.

Las denuncias fueron tratadas por el Instituto Nacional del Consumo (INC), la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) con el mismo desinterés que las presentas en noviembre de ese año contra las compañías de móviles, pese a que el propio Defensor del Pueblo ha apoyado en su último Informe Anual los argumentos jurídicos de FACUA en los que plantea que los redondeos suponen el cobro de servicios no prestados a los usuarios, incurriendo en una cláusula abusiva contraria a la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Las contradicciones de la CMT

En 2004, la CMT autorizó expresamente a Movistar y Vodafone que sus tarifas de interconexión redondeen al alza el primer minuto, como también viene permitiéndoselo desde hace años a Telefónica de España cuando autoriza sus tarifas de fijo a móvil.

Pero hace cinco años, a raíz de una denuncia presentada en junio de 1999 contra Vodafone (entonces Airtel) por el operador de telefonía fija Aló, la CMT instó a las compañías de móviles a aplicar las tarifas de interconexión "proporcionalmente por segundos" argumentando que el artículo 22.4 de la Ley 11/1998, de 24 de abril, General de Telecomunicaciones, señalaba la resolución, "establece que los titulares de redes públicas de telecomunicaciones deben facilitar la interconexión en condiciones no discriminatorias, transparentes, proporcionales y basadas en criterios objetivos". El mismo precepto que plantea ahora el artículo 11.5 de la nueva Ley General de Telecomunicaciones, Ley 32/2003, de 3 de noviembre, y la Directiva 2002/19/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de marzo de 2002.

La CMT advirtió que el procedimiento ilegal de facturación de Airtel Móvil, SA "no sólo afecta a la interconexión entre las redes de Airtel y Rslcom [Aló], sino que afecta a las condiciones de interconexión del resto de los operadores con relación a Airtel y a los precios de las llamadas de fijo a móvil, cuestión ésta de clara repercusión social". Es decir, los operadores de fijo, como los de cable y móvil, cobran a los usuarios finales el primer minuto completo imitando la estructura tarifaria que les aplican las compañías de móviles.

El 20 de julio de 2000, la CMT emitió una resolución en la que instaba a Airtel a adecuar su estructura de precios de interconexión a los "principios de no discriminación y transparencia", de forma que la facturación se realizase "proporcionalmente por segundos", sin incluir nuevos conceptos y manteniendo las mismas tarifas por minuto que venía aplicando. Sin embargo, la compañía de telefonía móvil fue finalmente sancionada en 2001 con 4,2 millones de euros ya que siguió aplicando sus tarifas a Aló, como también al resto de operadores, redondeando al alza el primer minuto en las llamadas de duración inferior.

Los expedientes abiertos por la CMT pusieron de manifiesto que también las compañías de telefonía fija Auna, BT, Uni2, Colt y Global Telesystems "habían solicitado a Airtel la modificación de sus respectivos acuerdos de interconexión al objeto de que se estableciera la tarificación por segundos". Airtel les propuso dos opciones si querían que les facturase por segundos: añadir a sus tarifas un coste por el establecimiento de cada llamada o incrementar los precios por minuto. Las compañías se negaron, optando por esperar al resultado del expediente sancionador abierto por la CMT.

Cada usuario pagó en 2004 unos 13 euros de más

En 2004, los redondeos de las compañías de móviles representaron el 15% del total de minutos facturados. Aunque el Informe Anual 2004 de la CMT no especifica estos datos relativos a las compañías de telefonía fija, FACUA ha realizado una estimación. Teniendo en cuenta que en las llamadas de fijo a móvil se redondea el primer minuto pero no el resto, la Federación ha valorado lo que podría representar el redondeo en telefonía fija si el porcentaje de minutos facturados al alza representase el 10% de los 8.697 millones de minutos cursados el año pasado por llamadas a móviles.

Teniendo en cuenta que, según la CMT, el ingreso medio por minuto en llamadas a móviles fue de 0,2070 euros, los usuarios podrían haber pagado 180 millones de euros de más como consecuencia de los redondeos.

Partiendo de que en 2004 el número de clientes ascendía a 14,1 millones, las compañías de fijo facturaron una media de 619 minutos a cada usuario por llamadas a móviles. Siguiendo con las estimaciones anteriores, cada usuario habría pagado una media de 61,9 minutos fruto de redondeos, esto es, 12,81 euros de más.

Las llamadas de fijo a móvil se encarecen hasta un 254% por el redondeo del primer minuto. Tomando como referencias las tarifas de Telefónica de España, una llamada con destino a Amena en horario normal (la más cara, 0,1850 euros más IVA por minuto) que dure un sólo segundo porque el usuario cuelgue tras saltar el buzón de voz, debería costar 0,0716 euros (esto es, los 0,0685 euros del coste de establecimiento de llamada más los 0,0031 euros correspondientes al segundo de conversación), pero al facturar el primer minuto completo, se pagan 0,2535 euros. La llamada cuesta más del triple y el usuario paga 0,1819 euros por cincuenta y nueve segundos de conversación no consumidos.

Ya somos 203.815