Detenido un taxista de Castilblanco de los Arroyos por la quema de los VTC durante la Feria de Sevilla 2017

En esta misma localidad sevillana fueron incendiados los nueve vehículos de transporte concertado, desplazados desde Madrid hasta la capital hispalense.

Detenido un taxista de Castilblanco de los Arroyos por la quema de los VTC durante la Feria de Sevilla 2017

La Guardia Civil detuvo el miércoles de la semana pasada en Castilblanco de los Arroyos a un taxista natural de dicho municipio, por su presunta relación con el incendio presuntamente intencionado de nueve vehículos de transporte concertado (VTC) en el marco de la Feria de Abril de 2017, extremo investigado por el Juzgado de Instrucción número ocho de Sevilla.

Según han confirmado a Europa Press fuentes del caso, este taxista es natural de esta localidad donde precisamente fueron incendiados estos nueve VTC desplazados desde Madrid hasta Sevilla aquellos días de la primavera de 2017, para reforzar los servicios de la empresa de alquiler de coches con conductor Cabify en la capital andaluza a cuenta de la celebración de su tradicional Feria de Abril.

Tras ser detenido por agentes de la Guardia Civil y prestar declaración, este taxista habría quedado en libertad sobre las 19:00 horas del viernes, toda vez que esta persona pertenecería tanto a la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi como a la Unión Sevillana del Taxi, las dos principales asociaciones gremiales del sector sevillano del taxi.

En cualquier caso, tras la comparecencia de este hombre, las diligencias correspondientes a su detención han sido depositadas en el Juzgado de Instrucción número ocho, que investiga los presuntos ataques y amenazas sufridos en Sevilla por conductores de vehículos de transporte concertado a manos de taxistas y supuestas coacciones y amenazas con relación a la parada de taxis del aeropuerto hispalense, sujeta a una tarifa única.

En las diligencias judiciales relativas a este segundo aspecto, es decir la parada de taxis del aeropuerto, figuran como investigados los principales dirigentes de Solidaridad Hispalense del Taxi, una asociación radicada precisamente en el aeropuerto de la ciudad.

La investigación de los taxis

La causa judicial deriva de la investigación policial relativa a los citados y supuestos casos de acoso, violencia y amenazas de taxistas a conductores de VTC que trabajan en Sevilla para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify.

Dicha investigación, promovida por la Brigada de Información de la Policía Nacional, suma un total de 32 taxistas investigados por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de VTC, especialmente por situaciones conectadas con los servicios relacionados con el aeropuerto hispalense.

Dentro de esta investigación, los agentes registraban el pasado mes de junio de 2017 la sede de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, una de las dos principales organizaciones gremiales del sector del taxi de Sevilla, con fuerte presencia en el aeropuerto. La sede de la asociación, en ese sentido, está enclavada en las instalaciones del aeropuerto, cuya parada de taxis está sujeta a una tarifa única.

Las asociaciones del taxi, de su lado, se desligan de los altercados investigados y acusan a los conductores de VTC de incurrir constantemente en situaciones de "intrusismo" o competencia desleal, pues la regulación de los VTC es diferente a la de los taxis y les prohíbe captar clientes en la vía pública, por ejemplo.

"Insostenible situación de violencia"

La Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los VTC, ha llegado no obstante a exponer a la propia fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, la "insostenible situación de violencia" sufrida por los conductores que ejercen esta actividad en Sevilla, para empresas como Cabify.

La situación, recordémoslo, tocó techo la madrugada del martes de la edición 2017 de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.

Ya somos 226.642