Ocio

Baja el IVA del cine: ¿lo harán las entradas?

El impuesto pasará del 21% vigente desde 2012 al 10%.

Por Rubén Sánchez

La bajada del IVA del cine va a hacerse por fin realidad. Tras la subida del 10 al 21% que aplicó el Gobierno de Mariano Rajoy y sucesivas promesas incumplidas de que volvería a reducirlo, el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez ha adoptado por fin una medida largamente reivindicada desde FACUA y numerosas organizaciones relacionadas con el mundo de la cultura. La pregunta ahora es: ¿bajarán los precios de las entradas de manera proporcional?

Nada más trascender la noticia, en FACUA hemos realizado un análisis sobre cómo quedaría el importe medio de las entradas en caso de que el sector de la exhibición no hiciese trampas y aprovechase la ocasión para aplicar una subida encubierta. Por ejemplo, el precio medio de una entrada en fin de semana o festivo en las cincuenta ciudades donde hemos realizado este año nuestro estudio anual bajaría 66 céntimos, pasando de los 7,31 euros actuales a 6,65.

En cuanto a las entradas más caras de los 115 cines que hemos encuestado a comienzos de 2018, se ofertan en tres cines de Barcelona (Heron City 3D, Diagonal 3D y Diagonal Mar 3D) y uno de Madrid (Príncipe Pío). Nada menos que 10 euros es el precio que ofertan en fines de semana y festivos. Con el IVA del 10%, ese importe debería bajar a 9,09 euros.

Hay que tener en cuenta que los precios son libres y las salas pueden subir o bajar los precios cuando quieran. Pero en caso de que en el sector o en algunas empresas del mismo se produjese un acuerdo al respecto, podríamos encontrarnos ante una práctica contraria a la Ley de Defensa de la Competencia a la que FACUA contestaría con una denuncia ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Vamos a estar vigilantes sobre lo que ocurre con las distintas modalidades de precios de las entradas de cine y en los próximos meses haremos público qué movimientos hemos detectado en el sector. Esta bajada del IVA no debe traducirse en un aumento del margen de beneficios para las salas, sino en una disminución de los precios de las entradas que beneficie a los espectadores y contribuya a aumentar el número de personas que acuden al cine y la frecuencia con la que lo hacen.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 51.762